Los embryonitas son unos fabulosos insectos de leyenda que habitan el plano Etéreo, y que, según cuenta la leyenda, portan en el interior de sus increíbles y gigantescos cuerpos los semiplanos nacientes del etéreo.

Algunos embryonitas mantienen los semiplanos en su interior, protegidos y casi inaccesibles. Otros, los liberan y mueren, vagando sus cuerpos colosales a la deriva hasta que son destruidos o colonizados.

Al principio se pensaba que sólo había un embryonita, padre de todos los semiplanos. Después se decubrió que hay muchos miembros de esta increíbe especie. Si bien no es cierto que todos los semiplanos hayan nacido de ellos, sí lo es que una gran parte de los más comunes sí lo ha hecho.

La pregunta sobre el lugar de procedencia de los embryonitas tiene una sola respuesta, la Reina Embryonita. Una criatura matriarcal, semideidad del etéreo, que lleva en su vientre los huevos de los que posteriormente ecolosionarán los embryonitas que, a su vez, darán a luz a los nuevos semiplanos.

Este “parto” tiene lugar una sola vez cada mil años, y algunos magos y tiranos enloquecidos, pertenecientes a la orden, los Devoradores de Mundos, han intentado impedir en dos ocasiones dicho nacimiento.

Hasta ahora, sin éxito.

Anuncios