En el capítulo de hoy de Embrujadas, me está pareciendo reconocer un comic de Neil Gaiman en el que un Barón hace un pacto para que todos los asistentes a su fiesta perfecta puedan vivir para siempre atrapados en esa misma noche.

En este caso, más que un pacto, es el fruto de un accidente (un incendio) que les dejó atrapados en un club de principios del siglo XX.

Pero las similitudes son muchas a mi entender.