Simplemente impresionante.

Quizás haya formas mejores de resumir esta película con dos palabras, pero estas lo hacen a la perfección.

No sólo por los impresionantes efectos visuales, por el realismo que despliegan todos los elementos en la película, o por un guión que cada minuto te recuerda que estás ante una de las mejores obras del manga/anime de ciencia-ficción futurista

La película empeza donde la dejó la anterior entrega. Con Olimpo reconstruyéndose y Deunan y Briareos luchando por proteger el orden en la ciudad, y en el resto del mundo donde el ESWat tiene jurisdicción.

En uno de estos actos antiterroristas, Briareos resulta herido, por lo que en Olimpo deciden presentarle a Deunan a su nievo compañero hasta que se recupere, que no es sino un clon del propio Briareos. Esto conllevará a lo largo de toda la película numerosas duras a los tres protagonistas (que, recordésmolo son una humana, un cyborg y un clon bioroide).

Mientras tanto, una oleada de ataques terroristas organizados por cyborgs pone en alerta a los ya de por si presionados gobiernos mundiales, y Athenea, rectora de Olimpo, lanza una propuesta de unir todas las redes de satélites bajo el control de su ciudad para luchar contra él.

Durante la conferencia de intergubernamental en la que se decidirá el futuro de la defensa planetaria, los delegados del gobierno son atacados de nuevo por cyborgs enloquecidos y humanos que parecen controlados por una extraña señal.

El propio Briareos parece enloquecer y es retenido hasta que escapa tras descubrir que tras su aparente locura puede estar el doctor que lo trató durante su convalecencia. Este doctor no es otro que un miembro de Halcon, una facción renegada de la multinacional armamentística e industrial, Poseidon.

El plan de Halcon consiste en hacerse con el dominio de la red de satélites mundiales y emitir la señal a nivel mundial para controlar y unificar a la población mediante unos aparatos de moda que permiten a los ciudadanos conectarse visualmente a la red.

En pocos minutos, la mayor parte de la población es poseída por la red Halcón que pretende terminar con las guerras acabando con el individualismo. Todos los que no sean unificados serán eliminados.

Tras varias peripecias, nuestros tres héroes acuden a la base central de Halcon, una impresionante estructura flotante de cubos móviles de un tamaño colosal, defendida por robots de última generación y enjambres de drones defensivos que recuerdan las nubes de centinelas de Matrix Revolutions.

El final de órdago muy propio de películas de aventuras no desmerece la moraleja que todo buen ánime debe llevar pareja: todas las especies pueden convivir en paz.

Os dejo con el trailer.

Nota: han eliminado el trailer original, así que os dejo otro en inglés

Anuncios