Arcanos en las estrellas

 

Arcanos en las estrellas es una ambientación para un juego de rol, en la que podrás interpretar un personaje, viviendo con tu imaginación todas las aventuras que siempre soñaste, y yendo mucho más allá en el mundo de la fantasía de lo que permiten por el momento las consolas y los juegos de ordenador.

Arcanos en las estrellas es un juego, sólo un juego, pero como tal, esperamos que al módico precio de cero euros, te ofrezca miles de horas de diversión.

Si te gusta, esperamos que te animes a adentrarte en el fantástico mundo de los juegos de rol, donde existen miles de alternativas y cientos de formas de juego que superan, con mucho, las experiencias a las que estás acostumbrado.

Reglas

Para jugar a Arcanos en las estrellas sólo debes googlear la palabra “Risus”, “juegos de rol gratuitos”, “Funge” ó “RyF”,

O descargarlos gratis de estas webs: 

http://risus.cumberlandgames.com/

http://www.demoniosonriente.com/pageID_6105524.html

http://mercurio.homeip.net/ryf/files/ryf-1_11.pdf

Y en esta otra conocerás cientos de juegos y mundos gratuitos para jugar más allá de lo que hasta ahora habías conocido. Pero recuerda, nada puede sustituir a tu Imaginación.

http://www.rolgratis.com/

Si necesitas información sobre cómo se juega al rol, puedes buscar en Internet y encontrarás muchos ejemplos de cómo hacerlo, pero, de forma resumida, un grupo de jugadores interpreta usando su imaginación una aventura en la que deberán ir sorteando los obstáculos que un director les ponga en su camino.

Para ello, pueden utilizar dados de diferentes formas y una hoja de personaje que resume sus características.

Con unas sencillas reglas y vuestra inteligencia, ya estaréis preparados para afrontar cualquier monstruo, fantasma, criatura, enigma o adversario que el director decida poner en vuestro camino. 

El Mundo de Arcanos en las Estrellas.

Olvida lo que te han dicho, ya no estás en tu universo.

Ahora viven en un universo mucho más interesante y espectacular. Es muy parecido al tuyo, desde luego, también tenemos estrellas, y galaxias, y planetas, pero nosotros tenemos algo más. Tenemos el Arte. La Magia.

El Arte es lo que ha definido el nacimiento de nuestro universo. Es lo que dio forma a nuestros hogares, y lo que creó los dioses. El Arte, la Magia, lo son todo en nuestro mundo, y el premio mayor que te puede otorgar el Destino es ser un Arcano.

Gracias al poder que otorga el Arte las diferentes civilizaciones de nuestro universo han colonizado el espacio, han salido de los maravillosos mundos que nos dieron a luz, y han creado una civilización fantástica que debemos proteger.

Night Fall – Bibliotecario de la Orden de Arcanos

 

 

Arcanos en las Estrellas te lleva a un mundo increíble en el que las naves interestelares surcan los cielos entre las estrellas, en la que enormes ciudades se alzan sobre planetas marinos, y colonias inmensas flotan en el espacio.

 

En Arcanos en las Estrellas, héroes que no esperaban serlo deben luchar contra el poder de imperios galácticos, príncipes destronados son ayudados por exóticas y misteriosas mujeres a recuperar sus tronos, y bestias gigantescas aguardan entre las ruinas de los mundos devastados al incauto que no sea los suficientemente rápido, o listo, como para escapar.

 

Pero el mundo de Arcanos, como a partir de ahora nos referiremos a él de forma abreviada, se diferencia mucho de otros universos de space-ópera.

 

En Arcanos, la fuente principal de poder no es la ciencia, sino la Magia.

 

Lo que los habitantes de este universo llaman, el Arte, elevó a las razas que componen el crisol de las civilizaciones y les dio poder para alcanzar las estrellas.

 

El camino recorrido por cada una es distinto, pero todas tienen su origen común en el manejo de la Magia.

 

El Arte

 

“El Arte lo domina todo, el Arte es parte de nosotros, pero no todos podemos dominar el Arte.

Etrum-All, maestro del gremio comerciante de Elf Land”

 

 

“La Magia en el universo de Arcanos es el motor de las civilizaciones.

 

Es lo que mueve los navíos espaciales, lo que abre las puertas de teleportación, lo que arma los cañones de energía mágica y lo que crea blindajes impenetrables.

 

Es lo que sostiene las ciudades voladoras, y lo que erige torres que alcanzan el cielo, o que bajan hasta las profundidades de un volcán.

 

Casi todas las civilizaciones de arcanos cuentan con individuos que dominan la Magia, y ya desde el principio de los tiempos, en cada mundo, estos seres especiales fueron los responsables de sacar a sus congéneres de la oscuridad. Cierto es que hubo muchos que lo usaron en provecho propio, pero incluso de estos conflictos surgieron nuevas formas de Arte, y nuevas maravillas para los habitantes del Universo.

 

En palabras de un nativo de Arcanos:

 

“Imagino el despertar al Arte de nuestros antepasados, asombrados del poder que subyacía bajo los intrincados rituales que despertaban sus energías en el principio de los tiempos.

 

Les veo hurgando en los misterios del universo, con sus pentagramas y sus pergaminos, y sueño con lo que dirían si contemplasen hoy nuestros magiproyectores, nuestras ciudades siempre iluminadas, y nuestras arcas de colonización”

 

El Arte pronto evolucionó en formas más intrincadas y complicadas. Los rudimentarios rituales y artefactos mágicos fueron ganando en complejidad, y pronto las primeras fábricas arcanas nacieron, financiadas por reyes y emperadores avispados y con visión.

 

Las guerras y la aventuras, las emboscadas, las traiciones palaciegas, los monstruos milenarios que despertaban, todo ello fue muy similar a otros mundos mágicos y fantásticos, pero poco a poco la Magia logró hacerse un hueco en los mundos del universo Arcanos.

 

Las naciones mágicas crecieron. Mediante poderosos conjuradores lograron subyugar a los dragones, derrotar a otras razas, o encontrar la paz común. El poder de la magia multiplicó la riqueza de las potencias, así como su armamento.

 

Poco a poco, barcos mágicos comenzaron a surcar los cielos, anillos de deseos comenzaron a ser regalados en las cortes reales, concubinas mágicas fueron invocadas para satisfacer a sultanes que gobernaban mares de arena.

 

Y nadie sabe de donde procede el Arte.

 

Es cierto que existen dioses de la magia, en Arcanos los planos de los dioses son algo tan cercano como cualquier estrella próxima, al igual que es posible recibir una visita de horas de demonios si los pentagramas rúnicos que salvaguardan las fronteras cayesen.

 

Pero todos ellos, incluso los Arcanos más poderosos, así es como se llama a los conjuradores del Arte, sólo pueden especular sobre el origen de su poder.

 

El Arte ha estado siempre presente en Arcanos, y parece que siempre lo estará.

 

Obviamente, esta simple afirmación conlleva la casi total certeza de que algún día la magia comenzará a desaparecer, y nadie se atreve a especular qué ocurrirá en la era de oscuridad que sobrevendría en el universo.

 

Los imperios, reinos, planos y pueblos del universo de Arcanos

 

Una de las premisas fundamentales de Arcanos, uno de sus pilares imprescindibles, es la variedad. No se puede concebir un space-opera mágico como éste sin idear un sin número de razas que pueblen cada rincón de las galaxias exploradas, que reinen sobre los planos o que acechen en los vacíos entre las estrellas.

 

De la misma forma, la variedad de civilizaciones debe ser abrumadora. Arcanos debe dar un sentido de maravilla a todo lo que hagan, vean y consigan los jugadores. En Arcanos, los jugadores deberán convertirse en auténticos héroes, más grandes que reyes y emperadores, o perecer en el intento en el frío del espacio.

 

Pero, ¿qué clase de reinos y razas encontrarán en su camino los jugadores?

 

El Universo de Arcanos (quizás sería más apropiado llamarlo multiverso) podría dividirse en tres grandes regiones.

 

En primer lugar, deberíamos mencionar los llamados Salones de los Dioses. Planos alternativos donde los dioses (buenos y malos) moran inspirando a sus sirvientes en el universo.

 

Contrariamente a lo que se piense por su nombre, los Salones no son propiamente dichos las salas de un palacio, sino que cada dios concibe su reino a imagen y semejanza de él mismo.

 

Cuando una civilización alcanza un grado de poder mágico suficiente, es fácil para ellos llegar a las llamadas Puertas Exteriores de los Salones, ciudades mágicas donde los sirvientes de los dioses comercia o tratan con el resto de especies, cumpliendo los designios de su deidad, y guardando el acceso a los palacios de sus amos.

 

Otro lugar a tener en cuenta son los Universos Rotos.

 

Pequeños universos apartados del Universo Principal de Arcanos que fueron destruidos o exiliados por poderes sin nombre, y que están habitados por razas demoníacas, o por inspiradoras órdenes de paladines inmortales, o por seres más terribles que un dragón, titanes, obtenebrantes o comesoles.

 

Algunos de estos universos rotos adquieren rasgos primigenios, y albergan en su seno las fuerzas fundamentales de la naturaleza. Así, estos Universos rotos son habitados por seres de fuego, agua, aire, energía, tierra, minerales, sueños, tiempo, etc. Elementales del tamaño de mundos son cuidados por sus sirvientes hasta el día que despierten y decidan romper la barrera entre universos. Ese día, quizás sólo una alianza de imperios pueda detener el fin de los mundos. O nuestros héroes.

 

Por último, el Universo normal, repleto de reinos y razas que viajan y surcan el espacio comerciando, guerreando, explorando o buscando fuentes de poder desconocidas.

 

Es en esta parte de Arcanos donde ocurrirán la mayor parte de las aventuras de los jugadores.

 

Éstos podrán enfrentarse a las iras de una raza de dragones que surca las estrellas, o a imperios enanos, orcos, elfos, humanos y de una infinita miríada de razas.

 

Miles de millones de planetas permanecen ocultos, fuera de las habilidades mágicas de los cartógrafos de los palacios más importantes. Y quizás en ellos habiten seres desconocidos, o reposen magias muertas, o acechen magos locos que han vuelto de su propia locura para extenderla por todo el universo.

 

Los personajes también podrán encontrar diferentes grados de avance en los mundos que visiten. Quizás uno de ellos sólo sea un conjunto de granjas amenazadas por goblins, pero protegidas por un poderoso sheriff que fue en sus días un famoso aventurero. Y el siguiente mundo que visiten sea Ostraridar, la Capital de la Oscuridad, donde los Reyes Liches han alzado su imperio oscuro, desde los torreones negros que se yerguen sobre acantilados que casi rozan los cielos.

 

En Arcanos es fácil encontrar cualquier cosa que busques. El problema es que seguramente no te gustará encontrarlo tanto como creías.

 

La Aventura

 

El Arte es la fuerza dominante en el universo de Arcanos, peor no es la única. Aventureros de todo tipo surcan los cielos en naves de metal movidas por fuerzas mágicas, pero entre ellos no es difícil encontrar bravos guerreros, razas de mentalistas, alquimistas itinerantes o ladrones.

 

En “Arcanos en las Estrellas” podrás vivir miles de aventuras diferentes cada vez que empieces a lanzar los dados.

 

Quizás un reino perdido en una estrella lejana esté a punto de ser devorado por un agujero negro, que resulta ser una criatura aterradora invocada por nigromantes comandados por el hermano muerto del rey.

 

O tal vez los jugadores decidan visitar Ithreteril, el mayor dungeon conocido del universo, excavado, mediante una magia perdida en el tiempo, en el corazón de un planeta helado.

 

¿Recuerdas la bella mujer que salvaste en los asteroides Kalum de la partida de guerra orca? Pues su marido no está muy contento con su retorno, y ella os contrata para saber porqué. Quizás un pacto demoníaco tenga algo que ver con ello.

 

O quizás el padre de uno de los jugadores le manda llamar a casa. Sospecha que el Kaimadán, el máximo responsable del bienestar religioso de su pueblo es en realidad un emisario de un poder primigenio muerto, que espera bajo las aguas a despertar. Y sólo los jugadores pueden desenmascararle antes de que invoque a su amo y un nuevo imperio oscuro nazca de las cenizas de vuestro hogar.

 

O, por supuesto, los jugadores tal vez sólo quieran conseguir fama, riqueza y poder, alquilando sus espadas mágicas y sus armas al mejor postor, lo que les llevará desde los imperios enanos del cenit de la Galaxia, desde donde fluyen el Mithirl y el Atrium, hasta los salones perdidos de dioses ya olvidados, y tras cuyas puertas, se juega el destino de razas enteras.

 

Las aventuras posibles en arcanos son ilimitadas, con la única excepción de las capacidades que el director de juego tenga a la hora de crearlas, evidentemente.

 

Y es que ser director de juego no es tarea fácil, y no es una labor hecha cualquiera. Ser el responsable de manejar un universo, y que este crezca, evolucione y se desarrolle de forma coherente es mucha responsabilidad.

 

Por ello, te damos aquí algunos consejos sobre cómo arbitrar una partida. Por su puesto, puedes ampliar estos consejos y otros muchos en alguno de los miles de juegos de rol que existen, lo que también te dará ideas para nuevas partidas en el mundo de Arcanos.

 

Consejo para una crónica

 

El principal y quizás el mejor consejo que se ha dado nunca en el mundo del rol es que el director de juego es el creador del mundo. Te hemos ofrecido varios reglamentos gratuitos para que puedas introducir a tus jugadores, y una miríada de ideas fantásticas para conformar un mundo tan majestuoso como Arcanos en las Estrellas.

 

Pero nada de eso vale si a ti no te sirve para hacer entretenida tu crónica.

 

Una crónica es un conjunto de partidas con tus jugadores. Una crónica es lo que conformará la épica que les hará grandes, héroes. Lo que ellos recordarán toda su vida, con alegría y cierta nostalgia. Y lo que hará que tus mejores partidas, las aventuras más grandes que hayas creado para ellos, sean parte de sus recuerdos más dulces.

 

Modifica el mundo o las reglas como tú quieras, y haz lo que debas hacer para que tu crónica sea legendaria.

 

Ves poco a poco, paso a paso, haciendo crecer en poder y experiencia a tus personajes, y no dudes en arrojarles a peligros que no hayan visto nunca antes si con ello puedes crear un ritmo y una intensidad en tu partida parecida a la de tus películas preferidas.

 

Otro consejo importante es que crees un universo que esté vivo. No dudes en hacerlo crecer y evolucionar. Crea tramas en las que se vean mezclados imperios, en las que razas interestelares vayan a la guerra, o en la que bestias descomunales surjan del tiempo para destruir los pueblos de los héroes.

 

Y cuando los jugadores crean que ya lo han hecho y visto todo, entonces crea una nueva amenaza, más sinuosa, más sutil, y haz que asesinen a alguien importante para los jugadores, o que secuestren a una mascota, o a un familiar. Haz que los jugadores mueran, que sus aliados crezcan, desaparezcan, se vuelvan terribles enemigos, y que los personajes se enamoren de la hija de su adversario.

 

Son las relaciones entre los personajes y los giros de la vida, además de sus hazañas, los que convertirán tu universo Arcanos en algo vivo.

 

Anuncios