Etiquetas

, , ,

Muchos no lo recordaréis pero los inicios del manga en España, a falta de una palabra mejor fueron Legendarios.

Allí por el 1992-1993 llegaba a España una serie que se convertiría en bandera de un movimiento que ahora se ha convertido en uno de los más importantes del panorama lúdico alternativo actual (frikismo, vamos), Bola de Dragón.

Bola de Dragón venía precedida por otra que no tuvo tanto calado en general, pero que a los fans del cómic y la ciencia-ficción les permitió acercarse un poco a lo que vendría después. Hablo de nuestro Mazinger particular, Robotech.

Eso allanó el camino bastante a nuestro amigo Goku y su búsqueda de las bolas del Dragón.

La serie arrasó, sin duda. Millones de niños, jóvenes, adolescentes y adultos estaban enganchados a una serie que presentanba las aventuras de un extaño niño, que mezclaba su inocencia con una habilidad portentosa para el combate. La serie mezclaba también, en sus inicios, algunas escenas picantes (bastante inocentes) y un humor muy al uso en Japón pero que aquí fueron una novedad.

Un éxito.

Se cambiaban fotocopias, luego se vendían, la gente hacía dibujos para venderlos, recordad que no había llegado Internet.

Junto con esto, se dio la circunstancia de que Forum (sucursal por entonces de Planeta de Agostini dedicada al cómic) apostó por el manga e intentó traerlo a España. Recuerdo todavía un artículo publicado en los Vengadores, que nos contaba cómo era el manga y lo que nos esperaba.

Series como Alita, Bastard, Baoh, Striker, acompañaron a bola de Dragón en sus andanzas por las tierras del Quijote, y el Manga (y sus allegados, no olvidemos Tigre wong y Druken Fist) comenzó a introducirse en nuestro país.

Surgió una revista, que por aquel entonces era un fanzine en blanco y negro, llamado, Mangazone, que fue el germen de la cultura otaku. Y hubo una película, Akira, que nos enseñó ciudades de neon maravillosas, motos increíbles, poderes dessvocados y una forma oscura, compleja y constreñida de ver la vida y el futuro.

Y tras ella llegó una segunda generación de mangas mejor realizados (ahora que dicen que van a publicar Shonen Jump en Europa, España inclucía, no puedo dejar de pensar en ellos), Appleseed, el propio Akira, Ghost in the Sell…

Lo demás, ya es historia.

Anuncios