Guerras Eternas va a ser publicado por la Trasgotauro Ediciones y me he dado cuenta de que quizás, es mi obra menos conocida.

Frente a Ichar, Black Hammer, Evoluciona!! o Biblioteca de los Sueños su fama es bastante más humilde.

Sin embargo Guerras Eternas propone un nuevo concepto de juego, tomando una idea como son las partidas multiversales, y las lleva a un entorno único, La Esencia.

La Esencia representa el Todo, la unión completa de todos los multiversos, dimensiones, planos y realidades, a una escala que nunca antes había sido imaginada (y si no lo crees, échale un vistazo al capítulo de los Kralex).

Guerras Eternas es sólo el primero de una serie de juegos, de los que sólo llegué a escribir dos, Guerras Eternas e Imperio.

El concepto me parecía tan novedoso antes como ahora, tomar un entorno tan inabarcable como La Esencia, y darle una motivación a los personajes para disfrutar de él, y realizar sus partidas.

En Guerras Eternas, esa motivación es la guerra interminable contra un imperio rival, de unas proporciones colosales, expandiéndose por los multiversos y abarcándolo casi todo.

En Imperio, la motivación de las partidas no es otra que la obtención de riqueza y poder, no para ellos, sino para el Imperio que representan. Los Personajes debían acumular poder para defender su reino de las múltiples amenazas que le acechaban, al tiempo que destruían a sus enemigos.

Hubo otras ideas, una ambientación basada en viajes en el tiempo, por ejemplo, pero no llegué a plasmarlas.

Pero más allá de estas ambientaciones, lo que Guerras Eternas proponía era algo tan extraordinario como un mundo de juego estandar para los diferentes juegos de rol.

De la misma forma que las sucesivas licencias OGL que inició Wizards of the Coast con su D&D 3ª edición, proporcionaron un sistema de reglas común para los diferentes mundos que otras empresas publicaban, Guerras Eternas proponía una motivación común para esos mundos.

Una especie de superestructura de historias  que podía convertir cualquier partida de Dungeons & Dragons, Vampiro, Señor de los Anillos, Star Wars, Akelarre, SHI, Marvel superhéroes, cualquier juego de rol, tablero, consola o PC, en una partida de Guerras Eternas.

Así, se podía fácilmente llevar el universo de Star Wars dentro del universo de la Esencia, de tal forma que los rebeldes estuviesen alineados en tu bando, mientras que el Imperio de Palpatine era parte del enemigo, o viceversa.

Guerras Eternas posee un sistema de reglas propio, por su puesto, un sistema de reglas que comparte con Ichar, pero lo verdaderamente trascendente de este juego es que por encima de las motivaciones básicas de los personajes, hay un objetivo omnipresente que lo abarca todo.

 dibujologo-guerras-eternaset5cvi

Anuncios