La Revista Dragón, con tilde, vio la luz en España en el mes de marzo del año 93, con periodicidad inicialmente bimestral.

Para muchos, era una revista normal, con contenidos de su edición original americana, sin aportar muchas novedades en cuanto a aventuras y aportaciones nacionales.

Hay quien la compara con la revisa Dragon francesa, para poner en entredicho su originalidad.

Mi opinión es que es incomparable, pues el panorama rolero en España por entonces (ni ahora) puede compararse con el francés, con un mercado mucho mayor en cantidad y en penetración de los juegos de rol.

Dragón vino a aportar un soplo de aire fresco al panorama rolero en el kiosko, añadiendo un colorido y una temática que le daban muchas vueltas a la revista de rol por excelencia de la época, LIDER (a la que ya hemos dedicado varios artículos, y que siempre guardaré en mi corazón, y de la que en rolero.net han realizado una exhaustiva bibliografía).

La Revista Dragón llenó nuestros kioskos y librerías de dragones, bestias del desierto, muertos vivientes y magia. También supuso la confirmación del desembarco del AD&D en España, con la que ha sido, hasta ahora, la mejor editorial que ha publicado este juego (con permiso de Devir y Martinez Roca que destacan por su calidad).

Zinco mantenía un ritmo de publicación increíble, que casi no podíamos seguir, y en la actualidad sus productos ocupan un par de estanterías completas en mi casa, lo que os permitirá haceros una idea de lo que dieron de si esos pocos años.

Centrándonos en Dragón, destacaría su facilidad de lectura, así como secciones nacionales como El Rugido del Dragón, Plumas enveneadas, +3 en Carisma, Runas y Pergaminos, el Heraldo de Lanhkmhar, Con Pies de Plomo, La última tirada, etc.

Desde luego, nada de la revista tenía desperdicio.

Tenía 2-3 aventuras por número (tomadas de la revista americana Dungeon, pues aquí el mercado no daba para más), de diferentes dificultades, y que apoyaban los mundos y juegos sacados por la editorial.

De la misma forma, los artículos de ayuda presentaban increíbles objetos mágicos, conjuros y monstruos. Una gran cantidad de material para usar en las partidas o para dejar volar la imaginación.

De la mano de Dragón conocí el mundo de Dark Sun, el de Ravenloft, y todos los demás que la añorada editorial lanzó.

Quizás para algunos Dragón no fuese una maravilla, pero para mí, abrió las puertas del rol y del D&D a la mayoría de la gente, haciéndolo visible, llamativo, y sobre todo, entretenido.

dsc_0173

Ficha Técnica: Revista Dragón

Editorial: Zinco

Temática: AD&D

Números editados: 27-29 color

Anuncios