Etiquetas

, , ,

imagesbelgoidragonrevistan2hnjh

Un belgoi acechando una carabna entre las dunas y desiertos del mundo de Dark Sun.

Esa imagen de portada nos recibía cuando acudimos a comprar el número 2 de la edición de Zinco de la revista Dragón.

Con este artículo comienzo una nueva serie de post en la que pretendo recordar y recopilar los números de la revista Dragón, a la que ya dediqué un artículo genérico aquí.

El número dos contenía las secciones habituales, entre las que destacaría, in ánimo de menospreciar a las demás, todas de una calidad excelente: El Rugido del Dragón de Luis Vigil, la sección de correo, Plumas Envenenadas, el Herado de la Corte (punto de encuentro y anuncio para clubes de rol) y Runas y Pergaminos (sobre el mundo del libro).

La revista también traía dos módulos.

  • La canción de los pantanos: un curioso módulo en el que los personajes deben mediar en el amorío entre una caprichosa princesa y un ¿troll cantante?
  • Una pelea con Bertrum, una aventura para un grupo de aventureros de nivel dos o tres que transcurre en una taberna llamada La Posada de la Víbora, entre cuyos entretenimientos figuran combates de lucha contra un troll.

El número dos de la revista también incluye un curioso artículo, que ahora estaría muy de moda, sobre cómo los clubs de rol pueden trabajar para recaudar fondos parasus actividades.

Por último, el monográfico dedicado al muno de Dark Sun, presentado en ese número, y al que se le dedica un completo dossier. En él se nos presenta ese peculiar mundo que llegaba a España por esa época, así como un completo arsenal de armas especiales y únicas y un pequeño compendio de criaturas muertas vivientes autóctonas de los desiertos de Athas.

No está mal para una revista que afrontaba su segundo número como estandarte insignia del juego de rol de fantasía y magia definitivo, el Dungeons & Dragons.

Y la cosa mejora número a número.

 

Anuncios