Eran los tiempos del inicio de Telemadrid, y aunque la serie era mala de narices, era de lo mejor que se podía ver.

Anuncios