Recuerdo una canción de Greta y los Garbo que decía algo así:

“Hay noches que sueños ser…”

Lo de hoy no ha tenido parangón, y sólo es comparable a otros sueños que recuerdo, como los de los niños zombi y las brujas domadoras de dragones que vivían en torres que alcanzaban las nubes.

Hoy he soñado con Drácula. Probablemente inspirado por el cómic El Capitan Britania y el MI13 en mi suelo Drácula invadía el mundo en una superproducción al mejor estilo de Van Helsing.

Hombres lobo, bestias terribles, y una inmensa partida de ajedrez en la que siempre parecíamos llevar las de perder.

Bestial.

Anuncios