Echo de menos las revistas de rol en los quioscos.

Sí, sé que ahora hay muchas revistas digitales, y numerosos blogs, pero no puedo sino sentir tristeza por aquellso tiempos en los que ibas al quiosco o a tu librería y comprabas la Dragon, la dungeon, Líder o 2D10. O aquellos fanzines de rol.

Quizás penséis que es cosa del pasado, quizás que la cosa nunca funcionó, y por eso cerraron, pero eran un elemento que aglutinaba una afición, por entonces, dispersa.

Los artículos que más me gustaban eran aquellos que hablaban de la afición, de otros club de rol, en Ceuta, Zaragoza o Barcelona, haciendo jornadas, roles en vivo o sacanzo fanzines.

Todo ha evolucionado, sí, pero dejadme que recuerde esos años 80 y 90 como una parte de mi psado que difícilmente volverá a alcanzar su gloria.

Me estoy haciendo viejo.

 

Anuncios