Etiquetas

Me he pasado dos semanas intentando regalarle a alguien, a quien sea, un ejemplar de mi primer juego de rol, Guerras Eternas/Imperio.

Tenía un ejemplar sobrante de la primera edición en fanzine y pensaba regalarlo, dándolo a alguien que lo usase o que quisiese probarlo.

Ha sido imposible, nadie de mi entorno cercano lo ha querido.

Eso me ha hecho reflexionar mucho sobre el estado del rol, y sobre la endogamia que vivimos los roleros/escritores/creadores/editores.

Y sobre la necesidad de atraer talento nuevo de otros sectores a nuestro mundillo.

Anuncios