Preparaos, que viene curvas.

Dejadme que haga una predicción, “se avecina una tormenta, nuestra tormenta”.

Así, con esta frase de Dune, me permito comenzar a especular un poco con el futuro del cine. Creo que en Hollywood se han dado cuenta del filón que la empresa Marvel ha descubierto con Iron Man, X-Men, Spiderman (no todas producidas por ellos, pero sí son sus personajes).

La impresionante puesta en escena de Marvel de las aventuras de sus héroes, que van a desembocar en una película que, para los amantes del cómic y para los que no, va a ser una de las legendarias, los Vengadores, ha marcado muy claro el camino para el restod de grandes productoras.

Lo ha marcado con billetes frescos.

Ya se rumorea que DC/Warner va a hacer los mismo con sus héroes, película de Batman, Superman, Green Lanter y Wonder Woman que recuerde, que desembocarán en una película que reúna a todos estos héroes en la sempiterna Ligua de la Justicia Americana.

Es más, espero que la batalla armamentística no se pare en estos dos estudios/productoras. Me gustaría ver una carrera por hacerse con las mejores franquicias, llenando los porfolios de los artistas de dólares y euros que podrán reinvertir en crear nuevos personajes, ideas y productos.

¿Os imagináis una película del universo Wild Storm? The Authority, Storm Watch, Wild Cats. O de Silvestri, ahora que suena Fathom para el cine, con Witchblade (algo mejor que aquella serie, por favor), o Cyberforce.

Yendo más allá preveo pelis de Spawn (la primera me gustó, que conste), los héroes de la quebrada Sigil y del sello Virgin.

Un panorama apasionante que usará los héroes y sus franquicias como munición en una guerra por la audiencia.

Anuncios