Llevo un tiempo con esta idea rondándome la cabeza, buscando un hueco donde encajar, y no fue hasta ayer por la noche que se me ocurrió donde encajaría mejor esta bestezuela que os presento.

He pensado incluirla en Guerras Eternas como una versión mejorada, o en Ichar, pero creo que donde mejor encaja es en una partida de Dark sun.

Allí, entre las arenas que separan las ciudades estado, y donde los ejércitos mueren sobre la arena, y el sol quema la sangre derramada, estas bestias de guerra colosales encajan a la perfección.

Gliptodonte de Atharasia

Colosos titánicos, los gliptodontes de Atharasia son bestias de guerra de las que sólo se conocen tres ejemplares. Semejantes a un armadillo del desierto, pero con caparazones extremadamente duros y abultados, y una pesada cola que pueden usar como una maza, sus acorazados cuerpos los transforman en bestias duras y difíciles de herir.

Su alimentación a base de vegetales les convierte en esquilmadores de oásis, por suerte, su necesidad de alimentarse se reduce a una o dos veces cada ciclo solar.

Historia

Nadie sabe cómo la lejana ciudad de Urmantaria logró hacerse con semejantes bestias, pero su nombre, indica que podrían ser originario de las legendarias cavernas subterráneas del mismo nombre.

Su tamaño colosal, que varía desde los cincuenta a los ciento diez metros desde la cola hasta la cabeza, les convierte en elementos estratégicos en las filas del ejército de Urmantaria.

Sobre sus caparazones, los generales y profanadores de la creciente ciudad-estado han colocado estructuras de quitina, roca y arena solidificada, dándole el aspecto de una fortaleza ambulante capaz de competir con los grandes escarabajos de guerra muertos vivientes.

Ver llegar a los ejércitos de Urmantaria desplegándose por las dunas, mientras los tres gliptodontes asoman sus formas en el horizonte, cubiertos de castellotes, torreones de piedra, plataformas y almenaras para arqueros y lanzadores de conjuros hiela la sangre incluso a los guerreros más experimentados en las luchas del desierto.


Anuncios