Mis primeras jornadas, como ya he comentado en alguna ocasión, fueron las jornadas que organizaba el club de rol Séptimo Grado (del que todavía me sigue llegando spam ;-)), en el barrio de Leganés de la Fortura.

Fue allá por el año 1990/91, y allí íbamos mi hermano, con 13 años, y yo con 15, sin haber salido de Getafe más que para comprar algún juego en All Stars de Leganés, si saber donde estaban ni el barrio, ni la asociación, ni nada.

Fue legendario, igual que la partida que nos montaron ese viernes porque nos equivocamos y las jornadas eran el sábado (eso sí, hay que decir que no fuimos los únicos, así que deduzco que hubo una falta de información que nos vino de perlas). Jugamos a la aventura de Star Wars publicada en la revista Lider, Balada Gamorreana.

A la vuelta, de noche, sin autobuses que nos sacasen de La Fortuna, un compañero nos llevó hasta el centro de Leganés, donde cogimos un autobús de vuelta a casa, sanos, y salvos.

Una aventura en toda regla.

Anuncios