Etiquetas

De vez en cuando uno ve una imagen que le sugiere algo que toma la forma de una idea. cuando ojeé el manual del Théreo de Planescape el resultado fue La Reina de los Embryonitas, una pequeña idea de un alcance colosal.

Hoy, ojeando el del Plano Astral, me ha venido esta a la mente, espero que a alguno os dé alguna idea para jugar en esta magnífica y casi olvidada ambientación.

Los cuidadores de la divinidad

Originarios de Sigil, los cuidadores hace siglos que abandonaron la Jaula para cumplir sus designios por todo le multiverso.

Su filosofía, que promulga que adorar a los dioses es sólo una perversión del verdadero objetivo de la vida, adorar y cuidar la divinidad, les convierte en servidores perfectos para los dioses.

Su objetivo es proteger la divinidad, allí donde la encuentren, como expresión del multiverso, y por ello se les puede encontrar en numerosos lugares de todos los planos, sirviendo a los dioses de forma totalmente entregada y abnegada, y cumpliendo su filosofía de sacrificar sus vidas, y las de quien haga falta, en aras de proteger la divinidad.

Esta abnegación tiene un límite, y éste es las ofensivas hacia otros dioses. Así, si bien es cierto que acatarán las órdenes y dictados de los dioses, su servicio no es hacia esa divinidad particular, sino hacia el concepto que representa.

Así, nunca alzarán su mano o sus espadas contra otros dioses, ni contra sus propios servidores, excepto para defenderse o defender su “hogar”.

El hogar para un cuidador es un concepto curioso, pues según ellos, su hogar se encuentra allí donde more la divinidad, lo que les convierte de facto en seres sin más base de operaciones que donde moren sus dioses.

Tampoco es infrecuente ver a un Cuidador cambiar de deidad a la que servir, si considera que puede hacer más por proteger la esencia divina bajo otro estandarte.

Aunque generalmente los dioses y semidioses aceptan estos cambios como parte de la naturaleza de unos buenos y abnegados servidores, algunos otros no se toman las deserciones tan bien. Si bien es cierto que se guardan muy mucho de comentarlo o tomar acciones de represalia contra ellos, so pena de perder la oportunidad de recibir nuevos Cuidadores en el futuro como aliados o sirvientes.

Se ha dicho que han existido algunos Cuidadores de la divinidad que han recibido, como premio a su entrega, el regalo de la chispa divina por parte de aquellos a quienes sirven. Esto, de ser cierto, causaría una extraña paradoja, que generalmente, se comenta, resuelven tomando posiciones neutrales en todos los ámbitos de la existencia.

Anuncios