Etiquetas

, ,

Como mecenas del juego de rol Aquelarre en su nueva versión, que será publicada en breve por la Editorial Nosolorol, estoy teniendo el privilegio de asistir en primera línea a las fases del lanzamiento del mismo.

Esta editorial, está dando un ejemplo de comunicación, trabajo y buen hacer, teniendo siempre en cuenta las opiniones de los mecenas, y realizando un trabajo que os sorprenderá a todos.

Ya he visto alguna de las sorpresas que hay preparadas, os gustarán.

Lejos de polémicas por la filtración de unas ilustraciones que iban dirigidas sólo a los mecenas, el trabajo y el esfuerzo que los iluystradores, escritores, maquetadores y revisores embarcados en el proyecto están realizando va a ser una de las obras magnas de la industria del entretenimiento de nuestro país.

No me extrañaría verlo publicado también en otros países, e incluso saltar el charco. tras ver las dos últimas actualizaciones puedo confirmaros que lo merece.

Nosolorol ha devuelto la dignidad perdida en casos como el de Okgames al prepedido como forma de compra, y lo ha hecho con una figura, el mecenas, muy acorde con la temática del juego.

No olvidemos que los mecenas ayudaron a salir a la Humanidad de la Edad Media, era de rigor que ahora ayudasen a que se publicase un juego magnífico sobre ella.

Sin quitar importancia a esta figura, se nota el empeño que la editorial me está demostrando por hacer un buen trabajo, trasparente para con quienes ayudaron al juego, respetuoso con la obra de Ricard Ibáñez, y volcado en ofrecer a sus futuros compradores/jugadores una experiencia completa de inmersión en la Oscura Edad Media, y en los tenebrosos y demoníacos mundos del Aquelarre.

Anuncios