Artículo publicado originalmente en D&D-es.

Manual de los planos

Categoría: Ambientación
Autor/es: Jeff Grubb
Editorial: Devir
Publicado en: 2002
ISBN: 84-95712-16-4
Idioma: Español
Encuadernación: RUSTICA
Páginas: 223

Descripción:

El manual de los planos para D&D 3ª Edición es un respiro para todos los seguidores de este “mundo”. Con las líneas abandonadas por Wizards/TSR en manos de los aficionados o de otras compañías, el Manual de los Planos introduce una cierta continuidad en uno de los mundos más peculiares y que contaba con algunos de los más fieles seguidores, Planecape.

Para quien no lo sepa, los planos son las diferentes esferas y lugares de existencia fuera del mundo habitual de juego de los jugadores de D&D.

Así, quienes viajen por los planos podrán encontrar otros mundos semejantes pero con historias, conceptos y personajes distintos, llamado Mundos del Plano Material Primario, así como dos grandes agrupaciones de planos, los Planos Interiores, ligados a algún elemento como el fuego, el agua, el aire, etc., y los planos exteriores, hogar de dioses, demonios, diablos y criaturas peores, el lugar donde los habitantes de los planos primarios van al morir.

Valoración:

Edición

La edición del libro por parte de Devir es muy cuidada, con un impresionante aspecto gráfico (que no desmerece el excelente ambiente de Planescape, aunque es menos original).

Los dibujos, el diseño, y la estructura facilitan la comprensión del libro, y que alguien que desconocía este ambiente se meta de lleno en él con facilidad.

Comparación con los productos anteriores:

Si la edición de Planescape (para AD&D) ganó en unidad y claridad respecto a la miríada de suplementos de la edición del D&D original, la edición de esta nueva versión lo ha hecho en simplicidad.

Se han reducido los planos intermedios (paraelementales y cuasielementales), los monstruos presentados se han disgregado en varios manuales. La descripción de los planos exteriores e interiores se ha reducido, dejándolo como una somera descripción.

Contenido

El libro se divide en nueve capítulos y uno de apéndices, que yo dividiría en 4 secciones.

La primera, describe brevemente lo que son los planos, la forma en la que se conectan y se estructuran. En ella veremos cómo construir nuestra propia cosmología si no queremos jugar en la que se nos propone, lo cual siempre es muy útil para DM con imaginación.

La segunda sección es la dedicada los personajes y la magia. Introduce nuevas clases de prestigio que, en mi opinión, se quedan bastante escasas.

La tercera es la más extensa, y describe, como hemos dicho, los planos exteriores e interiores, así como los planos Etéreo, Astral y de la Sombra. Planos que sirven para ir de un lugar a otro del multiverso, pero con características únicas que los hacen tener su propio carácter especial.

Aquí englobaría los apéndices, que describen las posibles cosmologías alternativas y los semiplanos y de las que destacaría “La Miríada de los Planos”, como un concepto nuevo y con muchas, muchísimas posibilidades para aventuras de nivel épico.

Por último, la cuarta sección es la relativa a los nuevos monstruos planares. A mi entender los monstruos son uno de los alicientes para jugar en esta ambientación, y echo de menos algunos viejos conocidos. Pero siendo sinceros, el puñado de monstruos que se incluyen en el libro no tienen nada que envidiar al suplemento de monstruos incluido en la caja inicial de Planescape para la anterior edición, y permiten comenzar algunas aventuras para ir conociendo este mundo.

Como es habitual en esta edición (excepto algunos productos muy concretos), el apartado gráficos de las criaturas es excepcional, aunque sigo echando de menos el carácter que se imprimió la anterior (nostálgico que es uno).

Puntos negativos:

Comparando la edición de Planescape con esta, poniéndolas una al lado de otra, se nota el esfuerzo que se ha hecho para comprimir la avalancha de información que la primera presentaba.

Para nuevos jugadores es algo muy positivo, que facilita mucho las cosas, pero los jugadores avezados pueden echar de menos la complejidad, la inmensidad que la caja de Planescape daba a entender.

Por suerte, es algo que parece que se va a solucionar en el futuro.

El futuro:

En WotC/TSR parecen haber comprendido el enorme potencial de los planos y las aventuras relacionadas con éstos. En los siguientes suplementos, parecen ir introduciendo con cuenta gotas nuevas criaturas relacionadas con los dioses y demonios, y los nuevos suplementos de reciente aparición en Estados Unidos prometen ampliar la información sobre Demonios y Diablos, así como darle un empujón a las guerras entre dioses.

Estoy impaciente por ver qué nos tienen reservado.

Por Luna Negra

Anuncios