The Freak Times fue, junto con FIADE, la fenecida funeraria infierno, mi primer contacto con el mundo del rol en Internet.

Sus artículos guiaron mi camino en la época de aprendizaje en la que uno sabía mucho de rol, pero nada de ese mundo paralelo que era el rol en Internet. Era un mundo fabuloso, donde encontrabas desde partidas por correo hasta todo tipo de información y ayuda para las partidas.

Eran los tiempos de las rudimentarias webs personales 1.0, de las listas de correo y de las escasas webs de editoriales que colgaban algunas ayudas y mucha publicidad de ellas mismas.

The Freak Times cerró, sus editores originales lo dejaron en manos de un relevo que continuó su labor durante meses, hasta que circunstancias técnicas les obligaron a cerrarlo.

Fue un momento triste, fue un momento en el que parecía que el futuro del rol no pasaba por Internet. Listas que cerraban, o que cuasi desaparecían, webs que se quedaban colgadas…todo parecía negro y oscuro.

La Factoría y el Magic mataron al rol en España, bueno, realmente no creo que fuese así, pero es una opinión generalizada que las dichosas cartas, y la política de esta editorial de dejar morir las líneas de rol hicieron mucho daño al mundo del rol.

Hubo otras editoriales que intentaron tomar el relevo, pero seamos sinceros, el rol en papel nunca ha sido el mismo.

Y aquí llegó Internet. Como el proverbial Séptimo de Caballería, los aficionados empezaron a organizarse, a crear, a hacer. Blogs, foros, webs, juegos gratuitos, revistas, ezines y demás fauna han empezado a surgir como setas.

Ahora mismo, el bosque yermo y seco que la red parecía hace años para el rol se ha transformado en un conjunto lleno de vida, un ecosistema que se retroalimenta, que se potencia, en el que nacen, crecen, se desarrollan, se diversifican y en el que también mueren iniciativas roleras sin número.

Internet ha salvado el rol.

Quizás no a las editoriales tradicionales, que no han sabido aprovechar la tremenda potencia y diversidad para catapultar sus juegos, pero sí el rol.

Y así llegamos hasta hoy, llenos de ilusión porque ya no somos unos pocos los que intentamos mantener con vida el rol en la red. Satisfechos y al tiempo un poco dolidos porque el trabajo de años quedó atrás, y otros han llenado los huecos de este ecosistema, mejorando lo que hicimos, mejorándolo mucho. Es bueno verse relegado, cuando lo que amas, que es el rol, la fantasía y la ciencia ficción explotan en una miríada de iniciativas, a cual más interesante y novedosa.

Y entre este humus de vida, las nuevas semillas se encuentran con viejos conocidos.

Hace poco la revista Troll se encarnaba en su versión 2.0, y ahora un nuevo murmullo de vida llega de ese bosque. El The Freak Times ha resucitado y a lo grande.

http://trasgotauro.com/2011/01/09/the-freak-times-01/

300 paginazas de noticias, aventuras, entrevistas, relatos, historias, ayudas, concursos han empezado a poblar este ecosistema vital y vibrante que es el mundo del rol en Internet.

Se une así a otras muchas iniciativas que, como árboles, arbustos, madrigueras, cuevas, capas de hierba, animalejos de subsuelo, manadas de lobos, aves solitarias, hogos saprofitos, ríos, riberas, praderas…conforman un panorama rolero envidiable, que está superando con mucho los mejores tiempos del rol.

Cada uno sabe qué lugar ocupa, e intenta llenar los huecos que encuentra, creciendo y desarrollando sus ideas. No me cabe duda de que el TFT será uno de los reyes de este vergel.

Pero lo bueno es que, lejos de crear una competencia insana, todas estas iniciativas se están ayudando para crecer y expandirse. La vida se extiende, la vida crece y el rol, como un émulo de ecosistema bien equilibrado, tiene un futuro por delante que ahora mismo no podemos imaginar como forma de ocio que ha transcendido el juego de rol para convertirse en todo un sistema de ocio diversificado y amplio.

Veremos qué nos depara ese futuro, y bienvenido de nuevo al bosque, TFT.

Anuncios