Comienzo una serie de artículos, que preveo muy extensa, sobre cambios de paradigmas en los juegos de rol de siempre.

Muchos conoceréis el término ucronías, pues bien, el cambio de paradigma es algo parecido. ¿qué ocurriría en mi mundo de juego y en mis partidas si un suceso transcendental lo cambiase todo?

Esa es la idea que quiero desarrollar con esta serie de artículos.

Hoy empezaremos por la Singularidad Tecnológica

Quizás alguno de vosotros conozca Covenant.

Si es así, y leísteis mi artículo de ayer sobre la metratrama de Guerras Eternas, comprenderéis que Covenant también es un metrajuego que se puede aplicar a cualquier juego de ciencia ficción para darle un sabor diferente al que se está acostumbrado.

Y es que la Singularidad, uno de los dos conceptos que priman en Covennat (el otro el el juego de los eones, el juego en grupo).

Para quienes no sepáis lo que es la singularidad tecnológica os recomiendo este artículo que escribí hace ya años:

Qué es la Singularidad Tecnológica

Pues bien, la singularidad en los juegos de rol puede ser introducida de diferentes formas, sin tener que recurrir a Covenant. Incluso en escenarios de fantasía.

El concepto en sí es tan puramente sencillo que lo hace fácil. Un desarrollo tecnológico puntero que cambia las regls del juego hasta el punto que todo lo que se daba por hecho hasta ese momento ya no puede serlo.

Así en nuestro mundo supondría, por ejemplo, al destrucción del capitalismo, al conseguir crear bienes prácticamente de la nada a través de nanofactorías.

Pero, ¿cómo sería en otros mundos?

En Vampiro, por ejemplo, nos encontraríamos un paso más lejos de aquel estupendo suplemento que editó La Factoría como un especial de su revista 2D10 que mezclaba Vampiro y Cyberpunk.

En este paso más, veríamos cómo si los vampiros querrían sobrevivir en ese mundo deberían abrazar las nuevas tecnologías, de lo contrario, matusalenes que hasta ese momento eran los reyes de la creación se convertirían en jugadores mundanos cuyas mentes y poderes eran superados por las IA´s.

¿Cómo sería una mezcla de Vampiro y Mátrix? ¿Podrían los super héroes de SHI haber impedido el desarrollo de Skynet?

Esas son las preguntas que debemos responder cuando nos planteamos un escenario post-singular en nuestros juegos de siempre.

Otro tipo de juegos, los de investigación y los basados en novela negra, son más difíciles de llevar a un mundo post-singular.

Sin embargo, sí podemos dotarles de un sabor así. ¿Y si los personajes y el mundo que creían cierto no son sino marionetas de una raza alienígena superior que les estudia con motivos ocultos? Siempre que pienso en esta idea encuentro inspiración en la película Darkcity. Un cambio radical de paradigma que hace que las partidas adquieran una nueva esencia y significados totalmente distintos.

 

 

 

Anuncios