New Universal se suponía que iba a ser el relanzamiento del viejo Nuevo Universo Marvel, pero se quedó en un bluf al que algunos aficionados miramos con sentimientos encontrados.

Sinceramente, no sé de quien fue la culpa de dejar colgada la serie, pero es una de esas cosas que parece que empiezan muy bien, pero que a medida que los números van cayendo parece que Ellis se va dando cuenta de que no sabe o no quiere o no puede llegar a donde quería.

Quizás no, y lo que ocurrió fue que otros compromisos llamaron a los artistas y tuvieron que priorizar.

La edición española a cargo de Pannini Comics, eso sí, de lujo. Vale que quizás sacar un tomo de una serie que no va a terminar nunca puede parecer un saca cuartos, pero como decía, es posible que sea uno de los mejores trabajos del dibujante español Salvador Larroca, y merecía estar publicado en nuestro país, aunque sólo sea por poder disfrutar en castellano de la obra de este artista que en esta serie dio un do de pecho y puso sobre la mesa lo que tenía que poner.

Argumento:

Warren Ellis y Salvador Larroca nos llevan a la resurrección actualizada  de unos personajes enmarcados en un mundo y una etapa que tenían mucho potencial, pero que se quedan en eso.

El mundo descrito por ambos nos lleva a una tierra Paralela donde China es la superpotencia dominante, y donde un acontecimiento cosmológico, el Suceso Blanco, otorga poderes a un puñado de personas repartidas por el mundo.

Los sucesos que esto desencadenará llevan a una respuesta armada por parte de los gobiernos, temerosos de convertirse “en chimpancés con teléfonos móviles” si los superhumanos comienzan a procrear.

El mundo se enfrenta así a un cambio de paradigma y a un enfrentamiento que al final de los números de la miniserie es inconexo a mi modo de ver.

La parte gráfica como ya hemos dicho es sobresaliente, con viñetas en las que te recrearías durante horas, y con conceptos interesantísimos como esa ciudad primigenia en los albores de la humanidad.

Después, la serie queda abierta, en espera de que alguien, en un futuro que esperemos cercano, la retome y concluya una saga que nunca debió dejarse así.

Anuncios