Dentro del último volumen de Astrocity publicado hasta el momento, el volumen 8, se incluye una asombrosa historia titulada “El Águila y la Montaña”.

Voy a comentarla porque me ha sorprendido y me ha llevado a los tiempos en los que disfrutaba de esta serie, recuperando el sentimiento y las sensaciones que me transmitía esta serie cuando la descubrí hace ya doce o trece años.

Esa sensación de maravilla, al tiempo que de cercanía, de historias bien narradas y bien construidas, que es lo que hace grande precisamente este relato.

El resto del tomo todavía no lo he leído, pero a sólo por ella merece la pena adquirir este tomo.

A partir de aquí, spoilers, así que adéntrate en él bajo tu cuenta y riesgo.

El cómic nos narra la historia de un encuentro, una cena entre el más poderoso superhéroe, Samaritano, y su archienemigo, un hasta ahora desconocido “Infiel”.

Como cada año, celebran una cena en la que los dos rivales charlan, estudiándose, analizándose y tratando de convencerse mutuamente de lo errado de sus respectivas posturas.

Lo más interesante es el personaje de El Infiel. Un ser que, en contraposición de Samaritano, héroe de ciencia, obtiene su poder de la alquimia con la que controla las energías que les dan sus poderes a ambos.

Lo más curioso del personaje, como casi siempre, suelen ser las motivaciones que inician y mantienen su actividad delictiva.

Y es que el objetivo de El Infiel es el conocimiento absoluto, la verdad que subyace detrás de todas las cosas. Y todo lo demás, incluido la vida y los deseos humanos, son accesorios.

En su búsqueda del conocimiento este súper villano ha viajado por el tiempo y el espacio, tratando de buscar un lugar y un tiempo donde construir su templo del saber, pero la llegada del Samaritano para cambiar el curso dela historia destruye el paraíso que se había construido en los confines del tiempo, lo que inicia una larga rivalidad de la que ninguno de los dos puede salir permanentemente victorioso.

Y así, entre luchas, fintas y batallas, surge algo parecido al respeto, y una frágil tregua en la que ninguno de los dos baja la guardia, que ambos aprovechan para conocer mejor a su enemigo, y para tratar de convencerle de que su idea del mundo es la mejor, la
única lógica y aceptable.

La pregunta final que surge al lector al finalizar el cómic es muy simple…¿Qué voluntad se quebrará antes?

Y espero que en un futuro todos podamos conocer la expuesta a ella.

20111127-164130.jpg

Anuncios