La Marca Negra no es un lugar, sino más bien un concepto, una frontera difusa que separa los reinos y las tierras conocidas (aunque muchas veces agrestes y peligrosas) de las desconocidas, los llamados Territorios Negros.

Linesia vive y gira alrededor de un Mar Central que muchos llaman el Mar de Ovos, que se encuentra situado en un cálido polo norte y cuya forma casi circular ha hecho crecer a numerosos reinos en sus costas y en las riberas de los ríos que en él desembocan.

La civilización se extiende por este mar colosal, a su alrededor y dentro de él. Se habla de islas flotantes perdidas en el corazón de Ovos, ocultas por tormentas eternas, de colonias de elfos marios y sahuagim feroces, de islas dominadas por tritones y de semidioses que guardan celosos los secretos de los dioses.

Más allá los núcleos de civilización encontramos los páramos, poblados, valles, bosques, montañas, desiertos, lagos y ciudadelas que viven en la frontera, lejos de los reinos centrales, y a medio camino entre éstos y los peligros que acechan más allá, reinos orcos, cubiles de dragones, templos repletos de arañas, medusas, razas malditas, valles gobernados por vampiros, bosques atestados de hombres lobo y selvas dominadas por hombres tigre, portales demoníacos y cabañas de brujas.

Pasados incluso estos peligros se encuentra lo desconocido, Los Territorios Negros.

La frontera, como hemos dicho, es difusa y peligrosa, a veces marcada por un raído poste señalizador, a veces por una negra y colosal fortaleza abandonada, o por un río de aguas color sangre. al sur, en el Desierto de Anahah, dicen que se levanta un muro gigantesco, al Este se habla de montañas flotantes donde adoradores de dioses primigenios devoran y sacrifican todo lo que cae en sus manos.

La frontera negra es el punto de no retorno. Tras ella aguarda lo desconocido. El aventurero no debe pensar que todo lo que hay entre el Mar de Ovus y la Marca Negra es seguro, hay demasiados peligros salvajes o civilizados, pero al menos esos peligros son esperables y comprensibles.

Guerras entre reinos, incursiones desde las cavernas de lo más profundo de la tierra, una bestia camaleónica que desea encontrar pareja para luego raptarla y llevarla a su cubil, una intriga palaciega, templos en ruinas, piratas y dragones viajeros.

Sin embargo, lo que acecha más allá de la Marca Negra es incomprensible para el ciudadano de los Reinos del Centro.

Anuncios