“Los Tres Reyes Magos” es una ayuda ambiental para cualquier juego medieval fantástico, pero el concepto puede adaptarse a cualquier juego. Es fácil imaginarse estos PNJ´s en juegos como Vampiro, Shadowrun, Guerras Eternas, Ichar.

En principio pensé adaptarlo a Black Hammer, pero la naturaleza de este juego impide desarrollar la idea de un modo amplio, y restringiría demasiado el concepto.

Así que me decidió por hacer una ayuda libre. Espero que os guste.

Los Tres Reyes Magos 

Una vez al año los ciudadanos de todas partes del mundo atrancan sus puertas y ventanas, y pasan la noche escondidos rezando sus plegarias a los dioses a los que adoran o teman.

Esa noche, un inmenso y milenario mal se levanta para recorrer el mundo y sembrar el mal en las casa de aquellos escogidos.

Los designios que guían su mano son desconocidos, y sus criterios de selección de las víctimas incomprensibles. No se ha detectado ningún patrón, ninguna preferencia ni ninguna causa visible que determine quien puede ser el próximo.

Sólo se sabe que nadie está a salvo. Ni los reyes, ni el campesino más pobre, ni el mago más terrible. Todos ellos han sido víctimas durante más de dos mil años de este mal que despierta una vez al año.

Este mal es conocido como, los Tres Reyes Magos.

Cada año, los tres reyes salen de sus castillos, siguiendo una estrella roja visible sólo esa noche del año, y reparten daño y pena por el mundo.

A veces se llevan a los niños de una familia, en ocasiones, familias enteras. Se han dado casos en los que los que popularmente se conoce como “El Regalo de los Reyes”, incluye robar el alma de alguien, dejando su cuerpo babeante atrás, con horribles señales y marcas como prueba de su visita.

Nadie puede verlos, excepto sus víctimas, y su poderosa magia les garantiza acceso a cualquier lugar del mundo, fortaleza o  ciudad.

Los Reyes Magos son tres.

Melchor: La terrible forma oronda y mórbida de Melchor causa terror con su simple evocación. la tradición popular lo dibuja como un ser obeso, de terribles apetitos y boca inmensa, siempre riendo y enseñando a los dientes podridos.

Melchor devora almas de la misma forma que cuerpos, y granjas de seres rodean su castillo, cuidadas por esclavos y diablillos.

La noche de reyes sale de su fortaleza en una inmensa carroza arrastrada por los cadáveres de elefantes muertos.

Gaspar: Gaspar es la imagen de la misma muerte. Al contrario que su “hermano” Melchor, su esquelética figura recuerda a la de un cadáver

Gaspar porta enfermedad y muerte, y la aflicción rodea los terrenos sobre los que se asienta su castillo, que se traslada una vez cada diez años.

En la Noche de Reyes gusta de salir a lomos de un camello espectral llamado Rorfidar.

Baltasar: una sombra sin rostro, la negrura absoluta, Baltasar aparenta no tener rasgos, como si su cuerpo estuviese hecho de oscuridad, y sólo sus ropajes contuviesen su forma.

Baltasar gusta de recolectar almas de ricos y caprichosos, y en sus mazmorras, prisioneros mantenidos en semivida durante siglos atestiguan su depravación serena.

Baltasar el llevado a dar el Regalo de los Reyes por una pantera negra de ónice de tamaño descomunal.

Anuncios