Explorador del Ecto de Neor Gith

Los rojos efluvios de La Plaga tienen sitiado mi mundo desde hace mil años. Pero ahora hemos encontrado algo que puede superar su terrible poder y terror. El verde icor del Ecto. Sólo estamos empezando, pero algún día el Arte del Ecto liberará Black Hammer del yugo de La Plaga. 

Neor Gith, la ciudad prisma, el portal entre las nubes, la única vía de acceso desde el exterior al desolado mundo de Black Hammer.

Bajo sus salones acristalados, a los pies de los habitantes, se extiende el terrible y fascinante panorama de un mundo casi muerto, asolados por huracanes de plaga que, como nubes rojas vivientes, se arremolinan en las corrientes y acechan a los habitantes de las ciudades.

Tal es el panorama que pueden contemplar los extraños y casi alienígenas habitantes de la ciudad, un colosal conjunto de prismas de roca y cristal que flota sobre el mundo de Black Hammer, conectando a éste con el vacío que existe más allá de La Plaga.

Neor Gith posee el único portal de acceso conocido a Black Hammer, un portal sólo de ida, que, de cuando en cuando, es traspasado por aventureros en dirección dispuestos a adentrarse en lo desconocido.

Según se dice, este portal conduce directamente al centro mismo, al origen de la Plaga. La verdad es mucho más prosaica. Si los que han traspasado el portal pudiesen comunicarse con la ciudad flotante les indicarían que aparecieron en diversas ciudades.

Quizás de forma aleatoria, seguramente, dirigiéndolos a la ciudad más cercana de la posición que ocupa Neor Gith en ese momento en la órbita del mundo.

Sea como sea, quien va, no vuelve. Y aún así hay valientes y locos que se adentran en el portal en busca de sueños más fuertes que el miedo más terrible.

Algunos de esos aventureros son los llamados Exploradores del Ecto.

Exploradores del Ecto como personajes

Ataviados con ropajes extravagantes, artefactos extraños y portadores de aparatos aún más extraños que se mueven con un gas verdoso semi líquido en su interior, e imbuidos de una fe casi religiosa en su nueva magia, los exploradores del ecto son una clase de personaje única.

Especializados en lo que ellos denominan el Arte del Ecto, estos magos obtienen sus poderes de las verdes esencias ectoplasmáticas de los muertos sin cuerpo.

Nigromantes reconvertidos en alquimistas y tecnólogos, usan el verde icor del ecto para mover extraños aparatos, alimentar conjuros extraños y convocar criaturas terribles y amorfas.

Muchos de ellos se han lanzado al portal de Balck Hammer, y pululan por las ciudades como Seesa o Taniendra en busca de conocimientos que les permitan cumplir su sueño de dominar este Arte, y, quien sabe, tal vez un día enfrentarse a la Plaga.

Ciudadanos sin casa como ningún otro habitante del Mundo, aislados de su hogar sin que ni los dragómadas ni nadie pueda evitar eso, crean extraños laboratorios allí donde sus recursos se lo permiten, o se unen a grupos de aventureros para explorar las terribles maravillas de las ciudades de Black Hammer, mientras tratan de profundizar en los secretos del Ecto.

Relaciones con otros personajes

Los Exploradores del Ecto son vistos como seres casi alienígenas por la mayoría de los habitantes de las ciudades. Sus extraños ropajes, su indescriptible arte y su más inexplicable comportamiento les alejan de la gente corriente, si tal cosa puede darse en este mundo.

Suelen estar enfrentados muy duramente con Magos Arbóreos y Alqumistas vitriales, quienes usan la vida en sus conjuros, y ven anatema el arte del Ecto. Entre sus aliados, y los forjados psiónicos de Piedra illium, que pretenden usar el ecto para comunicar con los espíritus muertos de sus antepasados constructos. Los Sacerdotes de las Nieblas Grises, adoradores de los terribles dioses muertos mantienen una distancia expectante ante los artesanos del ecto, pero en ocasiones les han ayudado a ocultarse o escapar de sus más terribles enemigos, los devoradores kaeremitas, quienes sólo encuentran una cosa más apetitosa que los cerebros de los devoradores de mentes, los nervios y fluidos cerebrales transformados de un Explorador del Ecto.

Para descargar en PDF picha sobre la imagen

Anuncios