Y no podríamos haberlo hecho sin vosotros.

800 piezas de fantasía, de ciencia ficción, cuentos, relatos, noticias del mundillo, ideas de aventuras, reseñas de juegos y libros.

800 pedacitos de afición salidos directamente del corazón y la mente de un aficionado, yo, que ama lo que nuestra afición supone, la libertad de no estar constreñido a los dictados de la realidad.

Cada uno de esos 800 post, cada uno de los relatos, cada uno de los juegos, cada uno de los enlaces, es un grano de arena que conforma una realidad mucho mayor que la realidad mundana.

Espero que con este blog, al que ciertamente tengo un poco abandonado, haya puesto un granito de arena en esta playa que es a fantasía, el rol, el cómic y la ciencia ficción.

Una playa poblada por miles de soñadores, millones tal vez, por cientos de editoriales, miles de blogs, de ilustradores, de creadores, y que, como decía, hace palidecer con su grandeza la triste realidad que nos rodea.

Recuerdo una frase de un comic de Curse of the Spawn. He mi mente he construido mundos, fortalezas, y eso no me lo podrán quitar.

Y esos mundos, y esas fortalezas, que entre todos hemos construido, poblado, disfrutado y jugado, están ahí, son patrimonio de toda la Humanidad, y no nos los podrán quitar.

Pero el viaje no termina en la playa.

Como el sabio que al contemplar la inmensidad oceánica decía no saber nada, sólo ahora nos hemos asomado a las maravillas que la mente humana edificará, y presiento, quizás por mi pasión por la tecnología, que nada de lo que hemos hecho es sino el principio de un viaje que nos llevará de esta playa a los embravecidos mares repletos de maravillas, aventuras y misterios.

Gracias por acompañarme en este viaje, y por ayudarme a construir el barco en el que descubriremos lo que nos aguarda más allá del horizonte.

Gracias por soñar conmigo.

Anuncios