Hace un mes estuvimos comentando en la lista Esencia la posibilidad de crear un par de cosillas sobre el mundo del rol. Dejé madurar la idea, y al cabo de unas semanas, como suelo hacer porque soy así de inconsistente o de preclaro, vuelvo a retomar partes de esas ideas para adaptarlas.

Dos ideas, decía.

La primera idea era crear un museo del rol, un lugar donde mediante retrospectivas, infografías, y exposiciones rememorar la historial del rol. No es fácil de hacer, ni quizás sea el momento de hacerlo.

La segunda idea era crear un think tank rolero, un tanque de pensamiento en el que debatir e idear novedades para los juegos de rol. Bien, quizás peque un poco de vanidoso, pero demonios voy a serlo por una vez, creo que puedo hacerlo desde este blog.

Creo que puedo usar mis aficiones y mis conocimientos en diferentes áreas y sobre diferentes aficiones, añadirles algo de pensamiento lateral, mezclarlo todo un poco, agitarlo mucho, y lo que salga, consumirlo, probarlo o tirarlo.

Veremos que sale de todo esto.

Anuncios