Os dejo un par de ideas no probadas para partidas de rol.

Quizás podéis aplicarlas en alguna campaña, como digo siempre, sed sensatos y adaptarlas a vuestras necesidades. Seguro que muchos de vosotros habéis puesto estas ideas en práctica, pero a lo mejor a alguien le da una buena idea.

  • ¿Habéis probado alguna vez a ambientar las partidas de rol con comida adecuada a esa partidas? ¿Un asado medieval para ese comienzo de partida en la taberna? ¿Sushi para cuando los personajes tienen que viajar a Japón detrás del extractor que ha secuestrado al protegido de los personajes. Combinad esto con las formas tradicionales de ambientación, una buena banda sonora, una iluminación adecuada, quizás algo de coosplay y tendréis una partida especial y memorable.
  • ¿Qué tal unos textos preparatorios enviados a los jugadores durante toda la semana previa a la partida? En ellos se prepararía la ambientación, la trama. ¿Por qué no combinar el rol con la técnica del psiodrama que tan bien se explica en el juego De Profundis para que la partida sea sólo el culmen de un juego mucho mayor? ¿Por qué no seguir después con el juego epistolar dtras la partida, a modo de corolario? ¿O entre las partidas que componen una campaña?

Son sólo dos ideas, pero espero que a alguien le aporten alguna idea especial para convertir una partida rutinaria en algo un poquito más especial.

Anuncios