Una pequeña puntualización sobre las clases de prestigio de Nueva Estrella, pues creo que he podido generar cierta confusión.

Nueva Estrella es una de las más complejas campañas para jugar dentro de Black Hammer. Sí, las intrigas políticas de Seesa, los conflictos casi alienígenas de Taniendra con los Tenumbrales, el terror de Nasur Naga Despeir, las precisas formas de morir en Constructia, son todos ellos retos increíbles para los jugadores a la hora de interpretar y desarrollar una campaña en ellas.

Pero Nueva Estrella es especial, porque aquí la partida no se juega por bandos familiares, políticos o por intereses egoístas, aquí la partida se juega entre la vida y la muerte. Y no hay buenos ni malos.

Por ello se decidió que las clases de prestigio, y los personajes jugadores, podrían pertenecer a ambos bandos. Vivos y Muertos.

En Nueva Estrella encontraréis la posibilidad de desarrollar a vuestros personajes hacía las sendas de los Demendradores, Cadeneros, Nigromantes de Hielo y su terrible Magia de Muerte Polar, con la que resucitan y transforman la muerte en no vida, pero también podréis llevar a un Berseker Viviente, a los Cazadores de Muertos o un Paladín de Plaga, los condenados en vida que sacrifican su libertad dejando que parásitos mágicos infectados aniden en su cuerpo con el fin de adquirir terribles hechizos capaces de matar incluso a la muerte.

Yendo un poco más allá, se nos planteaba la duda de cómo poder conseguir que en una partida de aventureros coexistan personajes de ambos. ¿Qué intereses puede haber en Nueva Estrella, o en las demás ciudades de Black Hammer que hagan que enemigos irreconciliables asuman una misión común?

¿Qué posibilidades interpretativas o narrativas nos brinda esa mezcla? ¿Y de cara a la aventura, cómo afectará al grupo llevar un personaje que sólo puede actuar de noche o que necesita alimentarse de sangre o carne? ¿Y si uno de los personajes interpreta a un cazador de muertos y otro a su madre, convertida en una Demendrador que ha matado a sus propias hijas y a la que sólo las órdenes de Nathaniel le impiden tratar de devorar a su hijo?

De las posibilidades narrativas y la gran variedad de campañas que posibilita Black Hammer hablaremos otro día.

Anuncios