Etiquetas

, ,

La ciudad de Nueva Estrella es el epítome de la presencia de no muertos en el mundo de Black Hammer.

Su regente, Nathaniel, el Rey Loco, en su desesperado intento de salvar a sus habitantes de su falta de previsión para con la Plaga, comenzó a experimentar con la nigromancia y los no muertos en un intento de preservar la vida de sus súbditos.

A medida que las provisiones se iban agotando, más y más ciudadanos de la ciudad desaparecían, y plagas de extrañas criaturas muertas comenzaban a asolar las calles semi techadas de la ciudad.

Ahora, con gran parte de la población convertida en exóticas y terroríficas criaturas no muertas, los supervivientes sobreviven ocultos en laberintos y sótanos, cultivando plantas en los tejados de casas derruidas, hongos en las bodegas semiabandonadas, y ratas en granjas masificadas de estos animales.

Y mientras, abuelos, bisabuelos, tatarabuelos y antepasados aún más viejos, cazan a sus descendientes vivos para alimentarse, o para los experimentos del Rey Loco, quien aún mora en su fortaleza, tratando de preservar su ciudad, y sin importarle si ésta hubiese estado mejor muerta por la Plaga que no muerta.

Si alguien tuviese el valor de preguntarle, éste le respondería que cualquier destino es mejor que la muerte por el Martillo Negro.

Así la Vida y la Muerte juegan su partida en la ciudad, la una, variable, adaptable y prolífica, la otra, eterna e inevitable.

Zombis tentaculares, cadáveres psiónicos, cerebros vampíricos, teracónidos, y demás criaturas acechan en las calles, casas, palacetes y fortalezas de la ciudad. Quizás una de las bestias más mundanas pero no por ello menos terrible sean los leones zombi.

Bestias putrefactas y oscuras cuya grandeza ya quedó atrás, acompañan a las partidas de ghules y necrófagos en sus cacerías.

Nadie quiere encontrarse con ninguna de estas partidas de caza, e incluso los cazadores de muertos* novatos, temen enfrentarse a alguna de estas bestias, y rehuyen el terrible olor que desprenden en sus cacerías y el gutural sonido de sus rugidos.

Los leones zombi son un elemento más que el DM podrá usar en las partidas de nueva estrella, en encuentros aleatorios e incluso como foco de alguna aventura de cacería de no muertos.

*Nota: Los Cazadores de Muertos son una clase de prestigio exclusiva de Nueva Estrella.

Anuncios