Llevo un tiempo pensando escribir sobre esto, y ya que los amigos de TFT se me han adelantado, me he decidido a hacerlo.

Estamos en una nueva edad de oro de la fantasía, el terror, el rol y la ciencia ficción.

Sí, lo afirmo sin ningún género de dudas. Estamos en una nueva edad dorada del rol en particular, y el frikismo en general. (Sólo el tiempo dirá si esta era superará la vieja edad de Joc y Zinco).

No sólo por los juegos de tablero y mesa que han salido, ni los juegos de cartas. No sólo por la miríada de comics que se apoyan en espectaculares superproducciones, ni por el merchandising que las rodea, ni por sagas como Crepúsculo o Harry Potter, o los centenares de libros para jóvenes y niños sobre fantasía y terror. Tampoco exclusivamente por el retorno de los libro juegos, ni por la enorme, ingente, colosal base de datos que es internet en todos los aspectos de los ocios alternativos.

Es más bien una sensación de grandeza la que se ha alcanzado, una sensación que ha logrado que veamos normal cosas que hace diez o quince años nos hubiesen alucinado.

Vemos normal que dispongamos de docenas de bandas sonoras de películas que podemos utilizar en nuestras partidas.

Vemos normal que todos los niños sepan quién es Iron Man, o Thor, o Batman.

Vemos como algo habitual que se hable del salón del comic o de una convención en las noticias.

Asistimos con total naturalidad a la conversión en fenómenos de masas de series, películas y sagas de libros como los que leíamos de niños.

Contamos con más figuras, peluches, accesorios, ediciones de lujo, juguetes, material asociado y demás merchandising de lo que hemos tenido jamás.

Sí, es una edad dorada para nosotros. Disfrutadla.

Anuncios