Estamos asistiendo a la aparición de nuevas tecnologías que cambiarán nuestras vidas de formas que ni imaginamos.

Una de las tecnologías más extrañas a las que nos enfrentaremos será la televisión con olores.

Pensando en cómo aplicar esa tecnología a las partidas de rol, se me ocurre que quizás no sea mala idea aplicar las máquinas que producen aromas a nuestra afición.

Imaginad ambientar vuestras partidas con olor a agua estancada, a goma quemada, a lluvia o a cualquier olor que te permuta mejorar la experiencia de juego.

Preveo máquinas similares a las actuales cafeteras de cápsulas pero que crearán mezclas de aromas, y creo que podremos aplicarlas a cualquier situación o momento.

¿Por qué no al rol?

Anuncios