Etiquetas

, ,

Cuando hablo de singularidad mágica suelo referirme a éste término que inventé hace tiempo.

Pero hoy no quiero darle este enfoque, sino uno muy particular. Quizás debería llamarlo Singularidad Onírica, o Singularidad Creativa, o Singularidad Fantástica, porque a lo que quiero referirme hoy podría tener cualquiera de esos nombres.

Como sabéis, la Singularidad Tecnológica me lleva fascinando desde antes incluso de que alguien le pusiese nombre. La potencial expansión exponencial de la tecnología nos llevará a un futuro que nadie puede predecir. De hecho, tengo un blog donde desarrollo mis ideas al respecto.

En él estoy desarrollando (si me permitís que me vanaglorie de algo que sólo es un germen de una idea) el concepto de Singularidad Económica. Las tesis del crecimiento exponencial sostenible aplicado a la economía. Es una idea que tiene mucho recorrido y con la que espero, algún día, poder ampliar la riqueza en España y el mundo.

Bien, dándole vueltas al futuro de este blog, que tengo muy parado por mis muchos compromisos, mi falta de tiempo, y mi dedicación a otras cosas, se me ha ocurrido aplicar el concepto de Singularidad a nuestra afición (o aficiones) comunes.

Es decir…¿seria posible que mediante el desarrollo de nuestra afición logremos un crecimiento desmesurado de todo aquello que se engloba dentro de las artes del frikisimo? Rol, cómic, libros de fantasía, terror y ciencia ficción, series de televisión, juegos, cartas, manga, películas, música de ambientación.

Es lo que quiero descubrir. Quiero averiguar si puedo ayudar a nuestras respectivas aficiones a ganarse un puesto predominante en la sociedad (y porqué no, reducir un poco la dependencia de la sociedad del fútbol). Creo que ellas mismas ya han iniciado este camino, de forma lenta pero inexorable. Lo que quiero hacer es ver cómo podemos acelerar este cambio en los hobbies de la Sociedad.

Mediante creaciones propias, reseñas, noticias  e ideas, espero poder conseguir que dentro de unos años, si miramos atrás, apenas reconozcamos los tiempos de los que venimos (y viceversa, lo que es, por definición, una singularidad).

En resumen, hacer lo que he hecho hasta ahora, quizás más integrado en el mundo rolero y del cómic, pero con un objetivo en mente. Lo que es que nada cambie, para que cambie todo.

Espero poder ayudar a dar visibilidad social a vuestros increíbles trabajos como creativos, a vuestra pasión como fans y a vuestra incansable labor de difusores de estas aficiones.

 

 

 

 

 

Anuncios