Inmensas oquedades artificiales, construidas hace siglos nadie sabe por quien, los llamados Pozos de Arirum son extensos cilindros que descienden (y ascienden) perpetuamente hacia las profundidades, atravesando capas y capas sin fin del mundo de Infinity Dungeon.

De más de veinte metros de diámetro, estas increíbles estructuras (de las que al menos se han catalogado cuatro en regiones muy apartadas unas de otras) se pierden en la oscuridad, mientras numerosos pasadizos, túneles e incluso ríos subterráneos desembocan en ellas.

Sus paredes están elaboradas con grandes bloques de piedra, lo que da a entender que sus constructores eran bastante grandes, tal vez del tamaño de ogros o incluso de gigantes de la oscuridad. Su superficie es resbaladiza y peligrosa incluso para quienes poseen habilidades de escalada, adherencia o agarre. Obviamente, una de las formas más seguras es transitar por ellos volando o levitando, pero realmente eso tampoco garantiza que alguna criatura voladora o una partida de orcas con hambre no decidan darse un festín con ellos. Diversas secciones de los pozos han desarrollado verdín luminiscente, y brillan en la oscuridad en todos azules o verdosos, y permiten contemplar a quienes no poseen infravisión el tamaño y la magnitud de su extensión.

Sus paredes también son hogar de diversos limos corrosivos, amalgamas gelatinosas y el legendario fungus oscuro, la planta capaz de absorber la infravisión y la luz, y que es temida en todo Infinity Dungeon al convertir secciones completas de túneles en trampas de oscuridad que ni la magia puede penetrar.

Varias secciones de los Pozos y sus alrededores han sido cartografiadas y exploradas, y son parte conocida de los reinos, pero dado su tamaño, de vez en cuando alguna sorpresa inesperada llega por ellos, por lo que suelen estar fuertemente vigilados.

Por supuesto, son uno de los medios de ascender o descender más rápidos, saltándose territorio hostil o inexplorado, pero también es posible que algún reino, o algún monstruo, hay hecho suyo un tramo de los Pozos, y quienes transiten por ellos se encuentren alguna sorpresa desagradable.

Los Pozos de Arirum son uno de los muchos misterios que permanecen sin desvelar del mundo de Infinity Dungeon.

 

 

Anuncios