Nekro es uno de mis artistas preferidos, y sin duda uno de ilustradores que más talento derrochan en el panorama mundial.

Le conocí en un Expocómic de Madrid, y desde entonces soy asiduo seguidor de sus creaciones, y un adorador de su ópera prima (que verá nacer a su hermana más joven este año si hay suerte), “XIII Pulgadas”.

Tiene una extraña fijación con el número trece, como trato de recordarle entre el maremagnum de comentarios que llenan su muro de Facebook, pero tampoco importa mucho cuando uno posee tal talento.

Le comenté una vez que me encantaría poder jugar un juego de rol ambientado en los mundos que ha creado, pero su falta de tiempo no le va a dejar hacerlo, así que me voy a permitir desarrollar aquí algunas ideas para lo que sería semejante juego de rol.

Obviamente no es posible que yo pueda ni siquiera acercarme a la magnificencia que conseguiría Nekro, ni de lejos, pero sí al menos tratar de darle a todos sus fans roleros (que los tendrá, y muchos) un mundo sobre el que jugar. si ese mundo es tangible o intangible ya queda en vuestra imaginación.

Obviamente el proyecto lo haría mejor una editorial como Nosolorol, se lo propuse, pero también están hasta arriba, así que me queda tratar de suplir esa carencia de tiempo con mi propia imaginación, hasta el día en que alguien vea lo colosal que podría ser una obra así, y llevarla a cabo.

Obviamente esto mejorará si alguien más se une al proyecto, y diseña un sistema específico para este mundo. ¿He oído dados de 13 XIII caras? Irían con números romanos, por supuesto.

Veremos dónde nos lleva este viaje. Iremos lento, pues la rama de la creatividad de este blog transita por varios caminos a la vez, como un árbol enmarañado, y entre nuestros post mezclamos el desarrollo de juegos propios como Covenant y Black Hammer, con mundos inventados como Infinity Dungeon e historias para otros juegos, como Dioses Muertos.

Así que, quién sabe si terminaremos el viaje y cómo, o si nos perderemos por las nieblas del olvido que llenan cada camino truncado de la red, y lo único que nos separará de nuestro destino sean 13 pulgadas. Tampoco importa, pues no puede haber final sin un comienzo, y quizás lo importante sea sólo…empezar.

Empecemos.

1546416_101521517426gh fhg90586_1362094378_n

XIII Mundos

La fragilidad en la que se vio inmerso tuvo que ser sustituida por la belleza entre la oscuridad, la pasión entre lo inerte, cada suspiro le sumerge en un mundo donde crear es vivir.

– XII Inches

Existen 13 mundos, doce a parte del nuestro, viajero.

Si has llegado aquí es porque ya sospechabas que nuestra realidad, todo ese increíble universo de miles de millones de galaxias y mundos, y de un número infinito de universos no es sino uno entre trece.

El Ser Humano hoya este mundo, y espera hoyar los demás, armado de su ciencia y su tecnología, sin conocer ni esperar que la una y la otra sean sólo una forma más de descubrir los secretos de los mundos.

Pero en ocasiones, un viajero como tú se da cuenta de que algo cambia de forma imperceptible en la realidad, y encuentra una llave que le abre las puertas a mundos radicalmente diferentes.

Las llaves son importantes, pero tranquilo, ya llegaremos a eso.

Decía, antes de perderme en los recovecos que el conocimiento del mundo , pues cuando uno conoce la verdad, la grandeza del Cosmos, no puede sino deleitarse con…¡vaya!, lo estoy volviendo a hacer, disculpa.

Decía que otros, al igual que tú, se han dado cuenta de que existen otros mundos, y algunos incluso han conseguido llegar a ellos armados con llaves y conocimientos que tu realidad dice que son imposibles.

Alquimistas, soñadores eternos, brujas, hackers…repudiados y transformados en parias, ellos, sin embargo, conocen la realidad, y logran llegar a estos mundos. La distancia entre mundos es tan delgada como 13 pulgadas, pero al mismo tiempo tan inconmensurable para quien no tenga las llaves como el infinito.

Encuentran aquí realidades que sólo puedo describirte como alienígenas, no en el sentido que le soléis dar a esa palabra, o tal vez sí, justo en ese sentido, pues pisan mundos extraños e incognoscibles, donde las reglas de la ciencia y la física nada representan, y son sustituidas por normas tan diferentes como pueden ser las leyes de las sombras, de los sueños o de la niebla.

Mundos donde arriba es abajo, y mundos donde no existen ni arriba ni abajo, criaturas que respiran fuego en lugar de aire, y que mueren para nacer. Seres de olvido que sólo existen porque nadie les recuerda, y sociedades completas donde la moneda de cambio es la reputación, y la riqueza se mide únicamente por la majestuosidad con la que sus habitantes se integran con sus ornamentos infinitos.

En otra ocasión os describiré cada una de estas maravillas, por el momento, un momento corto pues debes recordar que sólo vivo en tu mundo los breves períodos de tiempo en los que mi cuerpo parpadea, y todo lo que te cuento te lo narro en lo que a mí me parecen milésimas de tus segundos…por el momento, decía, déjame hablarte de los otros Trece Mundos.

¿He dicho Trece? Vaya sí, parece que sí, no quería llegar a eso tan pronto, no hasta que estuvieses más preparado, pero ya que mi imprudente lengua ha descorrido el velo, déjame decirte que puede, sólo puede, que tu mundo no exista, y que sea sólo el reflejo pobre, un tímido y pálido hálito de un mundo superior del que nadie dice haber vuelto. Pero eso son sólo susurros y quizás mentiras, así que déjame que te hable del resto de mundos.

  • Oblivion: el mundo del olvido eterno, donde incluso el tiempo permanece eternamente parado, y donde, sin embargo, habitan criaturas inexplicables y seres que lo recuerdan todo.
  • El Velo: el lugar al que todos van tras la muerte, el mundo tras los mundos, cielo, infierno y purgatorio para todos y cada uno de los Trece Mundos (o casi).
  • Matrix: Sí, los directores de esa película lo entendieron justo al revés. Matrix no es tu mundo, ni una prisión, si no el mundo digital donde las proezas tecnológicas permiten a los hackers evadir la realidad. En él toda proeza es posible si posees la suficiente inteligencia, acceso, ancho de banda y capacidad de computación para vencer a los monstruos que habitan en sus canales.
  • Neo-Taul: El cielo antes de la vida, si cuando mueres terminas en el Velo, cuando naces, sales de Neo-Taul. El lugar de la previda, el Salón de las Almas no natas. Pero no te engañes, Neo-Taul es uno de los mundos más terribles, pues la muerte en él supone el final del Ciclo. Nadie que muera en Neo-Taul despertará de nuevo.

rni_by_nekroxiii-d6megn5 vhtryhtytyythv

  • Arcadia: el mundo de la Fantasía, dónde cada ser imaginado en cualquiera de los Trece Mundos encuentra la luz y la vida, y donde la magia es la única ley y la única moneda.
  • Sueño: el reino del Sueño, que viaja en paralelo a Arcadia, y sin embargo es tan diferente como dos gemelos opuestos.
  • Cronopia, el Jardín de la Eternidad. Todo lo que fue, y lo que será, mientras no sea, habita aquí. Pasado y futuro de los Trece Mundos. Los Señores Elementales del Tiempo son sólo algunos de sus habitantes, y los Temblores de Tiempo sólo uno de sus peligros.
  • Senseiya: posees cinco sentidos, pero existen muchos más. Aquí habitan los seres que los crearon, así como todos los fenómenos universales que los implican. Arcoíris de deseo, tormentas tronantes, éxtasis de tacto, huracanes de olores, simas de mente…
  • Destinia: en Destinia nadie, ni siquiera los visitantes, poseen libre albedrío. Su energía y sus normas se filtran a los otros mundos, estableciendo el camino de los menos osados y fuertes. Pero incluso ellos encuentran en Destinia el fin de su camino. Nadie escapa a su Destino.
  • Caox: enemigo eterno de Destinia, este plano sintiente y todos sus habitantes temen y odian por igual el mundo del Destino. Porque si nadie puede escapar al camino trazado, ¿cómo va a sobrevivir el azar y el caos que alimentan este mundo y dan fuerza a sus habitantes?
  • Arcaronte: hogar del miedo y las sombras, fuente del Terror. Sus salones vacíos resuenan con los pasos de seres condenados que ya no están aquí. Bosques Oscuros guardan secretos que deberían permanecer ocultos, pero que aquí rara vez lo hacen. ¿Recuerdas las historias de terror de tu mundo? Pequeñas filtraciones desde Arcaronte, que llenan la mente de criaturas sensibles de tu hogar, para revelar pequeños vistazos del terror completo que habita este mundo.
  • Eternia: el hogar del amor imperecedero, y las causas nobles. Las pasiones se desatan en Eternia, y los amantes despechados llegan a este mundo para tratar de llenar el vacío dejado en sus corazones con la copas de pasión y los sueños de amor que sus habitantes derrochan, o para convertir sus sentimientos en eternos.

Estos son los Trece Mundos, ya los conoces, al menos sus nombres. Claro, eso no significa nada, pues cada uno de ellos destila incontables maravillas que no puedo ni describir.

Los Salones del Aire, los Pensadores de Luz, los Arruinadores de Sombras, Las Llaves del Corazón, las Cascadas de Olvido, los flautistas de fuego frío, los salones de las Cortes Eternas, los cazadores de Tecnomagos, las Meigas de la Sangre.

Sólo has comenzado a atisbar las maravillas y terrores del Cosmos, pero ahora eres parte de esto, bienvenido a los XIII mundos. Y recuerda, sólo te separan tres pasos, 13 pulgadas, de lo desconocido.

Anuncios