Dejadme daros algunas ideas que quizás os ayuden con vuestras partidas, para aumentar su originalidad y esa sensación de épica que a veces se pierde tras años de juego.

Hoy estoy pensando en los que yo llamo aventuras multinivel.

Generalmente recurro a este término cuando diseño una campaña (deberíais ver la cantidad de ideas y cosas que uno acumula en el disco duro cuando deja volar su imaginación) en la que deben intervenir asuntos de política, exploración, espionaje, e incluso conflictos a gran escala (un esbozo de ello es mi campaña en tres partes sobre los Dioses Muertos de D&D).

Pero hoy me refiero a otra cosa. Unas aventuras multinivel en términos mucho más literales.

Una de las cosas que me han encantado siempre de los universos fantásticos como el de Marvel es la grandiosidad y la escala a la que se mueven, tanto hacia arriba, como hacia abajo.

El poder pensar en campañas de héroes a nivel humano, extraterrestre, cósmica, o microscópica nos da la oportunidad de diseñar campañas verdaderamente colosales e intrincadas.

En Los Guardianes de la Galaxia vemos ejemplos de ello, una aventura que sucede en el interior de la cabeza de un Celestial, que desembocará en una epopeya que nos llevará a Infinity Ward, y que empezó con una batalla sobre New York, o en Asgard.

No pierdo la esperanza de que la llegada de los proyectos de El Hombre Hormiga, Daredevil, o El Doctor Extraño permitan traer nuevos niveles al universo Marvel cinematográfico, y rescatemos cosas como Los Micronautas, o Namor.

Eso nos permitirá disfrutar de epopeyas a escala humana, superhumana, cósmica o microscópica, y todas ellas interrelacionadas.

Lo mismo ocurre con otras obras épicas, como Planetary.

¿Recordáis cómo Snow y su gente recorrían las maravillas del mundo humano, y por el camino encontraban misterios de escala cósmica, o microscópica?

A esa sensación de maravilla me refiero.

No es difícil imaginar una campaña de Exo, de D&D, de Pathfinder, de The Strange, de Eoris, de Ánima o de Roleage en la que se lancen diversas aventuras en paralelo (o consecutivas) que lleven a diferentes personajes desde niveles microscópicos hasta las escalas más masivas.

¿Qué tal una misión para recuperar una joya que forma parte de un artefacto imprescindible para defender el universo de los personajes de una invasión a gran escala desde un universo muerto, o una superdimensión? ¿Y qué tal si una vez recuperada hubiese que enviar una expedición a su interior para repararla o limpiarla pues la gema ha sido contaminada o colonizada por algo, y los personajes se encontrasen de lleno con un universo espiritual que habitase en su interior?

¿O qué os parecería si la vida de Dios dependiese de la supervivencia de unas esporas que existen en el universo y le dotan de vida, pero que están muriendo en masa por alguna enfermedad desconocida? Quizás detrás de esta plaga estuviese la propia esposa de Dios, cansada de los devenires de su marido, pero para descubrirlo, los personajes deberán analizar de primera mano lo que está infectando las esporas, después buscar el escondite de Dios en un lugar remoto del mundo, para acceder a su hogar, y tratar allí de buscar al responsable.

¿Convencerás a Dios de que su propia mujer busca su muerte o descubrirás que quizás esa muerte sea la alternativa menos mala cuando comprendas los planes que Dios tenía para el Universo?

Espero que captes ya la idea.

De la misma forma, podemos pensar campañas multinivel a escala cronológica. Hechos del pasado que influyen en el presente, y en el futuro, viajes en el tiempo, y aventuras que transcurren a la vez en universos fantásticos, contemporáneos y futuristas.

Sólo nuestra imaginación nos pone límites.

Vale, mi hermano me suele decir que a veces se me va de madre la cosa y hago campañas muy épicas, pero también podemos hacer cosas menos colosales usando esta técnica. No hace falta salvar a Dios cada día.

No es mi estilo, pero acepto que haya alguno de vosotros que se conforme con menos 🙂

Anuncios