Otros mundos poseen terribles criaturas devoradoras llamadas Limos y Cubos gelatinosos, pero en Infinity Dungeon, el peligro que estas criaturas fungi representan adquiere tintes mortales.

Un limo en un pasillo húmedo, o un cubo gelatinoso arrastrándose en la oscuridad, son peligros terribles que acechan, por la naturaleza del mundo, incluso en las áreas civilizadas de Infinity Dungeon, pero más terrible si cabe es la presencia de los ríos y mares de limo.

Rara vez son encontrados y se vive para contarlo, pues son, con mucho, una de las más terribles fuerzas de Infinity Dungeon. Colosales como mares, o fluidos como ríos que anegan docenas de pasadizos y cavernas a su paso, estas variedades de limo serían, de tener esta especie mente para adorarles, los dioses de las ratas limíferas y fungui.

No es la primera vez, ni será la última que ocurra, que un viajero llega a una caverna de aspecto apacible, bañada por un tranquilo lago cristalino, para darse cuenta demasiado tarde de la naturaleza depredadora de las “aguas”. Sin posibilidad de escapar del pegajoso abrazo del limo cristalino, su destino es sufrir una digestión de décadas en el seno de la criatura.

En otras ocasiones, un grupo de aventureros encuentra un poblado bugbear totalmente despoblado, como si hubiese sido abandonado a toda prisa, solo que objetos, ropa no orgánica como armaduras o utensilios del hogar se encuentran desperdigados aquí y allá como si sus poseedores se hubiesen esfumado.

Quizás el origen del misterio sea un limo verde colosal que ha rodeado el poblado y, atacando por todos los pasillos de acceso, no ha dado oportunidad de huir a sus habitantes.

Nadie conoce el origen de estas colosales criaturas, o de la colonia de criaturas que la componen. Su origen podría estar en las eras arcaicas del mundo, lo que significaría que algunos de ellos han vivido millones de años arrastrándose por pasadizos en busca de civilizaciones completas que devorar, o aposentados en el fondo de una caverna clave en el tránsito de criaturas vivientes a las que capturar y disolver.

Los ríos fungi y los mares de limo son una interesante adición al mundo de Infinity Dungeon, aumentando los peligros a los que se enfrentan personajes de todos los niveles. Pueden ser elementos de atrezzo o peligros aleatorios o fuente de aventuras y campañas.

¿Y si un rey mago loco desease recuperar algo del fundo de un mar de limo cristalino? Quizás el archivado desea que los personajes se adentren dentro de la criatura protegidos por unos trajes que les evitarán temporalmente el toque ácido para recuperar un artefacto o un tesoro legendario.

Las posibilidades son muchas.

Anuncios