Los dragones de Etheria poseen tres formas con las que interactuar y que pueden adoptar a voluntad.

Desde luego, poseen su forma básica, la forma Dragon, con rasgos completamente draconianos, alas (aquellos que las posean), feroces mandíbulas y armas de aliento devastadoras.

También poseen su forma Draconiana, de menor tamaño y aspecto humanoide, y que utilizan para interactuar con el resto de especies menores con las que comparten el mundo (elfos, enanos y humanos). En esta forma pueden poseer rasgos tanto humanos, como élficos o de cualquier otra raza, e incluso podrían pasar por un integrante de estas especies si lo deseasen.

Suelen utilizar la forma draconiana para visitar las ciudades y territorios de las razas servidoras, para comerciar, obtener información, diversión o exigir tributo, pero también, en ocasiones, se establecen relaciones de amistad, e incluso de amor, entre miembros de estas razas y un representante de las estirpes dracónicas.

La tercera forma básica es la Jaeger, un titán guerrera de poderosos músculos, formas draconianas, pero figura humanoide de varios metros de alto. Suele ser la forma preferida para las guerras y las batallas, así como para los combates rituales.

Existen miembros de las razas draconianas que pueden adoptar otras formas intermedias entre las tres formas básicas, pero es muy raro encontrarse con alguien que haya gastado los siglos necesarios para adoptar la maestría en el arte de la cambiafórmosis.

Anuncios