Hablando con mi hermano sobre el trailer cinemático de Rage of Demons, hemos llegado a una curiosa conclusión.

Si Hasbro (cuyo dueño es Warner Bros, la misma multinacional que posee los derechos de DC Comics) se lo currase tanto como Marvel, podría rivalizar con esta compañía creando un universo cinematrográfico irresistible.

Sería curioso que el rival de Marvel en el entretenimiento Mainstream no fuese DC, sino D&D, ambas propiedad de la Warner.

Pensadlo bien. La cantidad de aventuras, personajes y posibilidades que ofrece D&D es inmensa. Drizzt Do’urden, Elminster, Raistlin, La Dragonlance, Los Reinos Olvidados, Planescape, etc.

Imaginaos una peli en acción real de las Crónicas de la Dragonlance una saga en tres partes. Tres peliculones capaces de igualar, bien hechos, el éxito de El Señor de los Anillos.

O una aventura de Drizzt. O la Historia de Elminster, o la adaptación de Fuego Mágico, o una peli de terror en Ravenloft, o una épica de gladiadores en Dark Sun.

Y luego interrelacionas todos los universos con una amenaza épica al estilo de la que escribí yo de Los Dioses Muertos o la propia de Rage of Demons, y haces una aventura épica uniendo a Drizzt, Elminster, Tanis, Raistlin, Etc. Etc.

Y tienes como para una veintena de películas en las que el público estaría pegado al asiento sin pestañear.

Imaginaos también las derivadas de la jugada. Los muñecos y figuras de acción vendiéndose en cantidades industriales como las de Marvel y los Transformers. Los comics y juegos aumentando sus ventas también y un Juego Multijugador Online ambientado en todos los mundos de D&D, con expansiones de Mistara, Greyhawk, Eberron, etc.

Pone los pelos de punta ¿eh?

Anuncios