¿Alguna vez se os ha ocurrido utilizar a los Vampiros como oponentes de los Demonios? La idea me vino le otro día al pensar en un vampiro demonio para un proyecto que de momento debe permanecer en secreto (no, no es hype, si quisiese hacer hype diría que es el primer proyecto de este estilo que se hace en España y que si lo sabemos hacer bien será una revolución en los juegos de rol).

La idea de un demonio vampirizado, cualquier demonio del amplio catálogo de D&D serviría, me gustó. No sé si ha sido utilizada, pero mi febril mente empezó a darle forma enseguida, llevándolo mucho más allá de la idea que inicialmente tenía.

Y eso me hizo pensar en las implicaciones que tendría que un vampiro, (uno de los de verdad, no de los absorbe-energía del D&D, sino de los chupa-sangres de siempre, de los que te dejan seco), pudiese alimentarse de los demonios, o incluso tuviese preferencia por ellos.

Tal vez las Guerras de la Sangre habían sido interrumpidas, o habrían sufrido la inetrferencia, de una amenaza para ambos contendientes, demonios y diablos, los Vampiros.

Una horda de Vampiros podría haber descubierto que la sangre de demonio (y posteriormente de los diablos, y otras criaturas infernales) les confería poderes adicionales, y ha decidido desplazarse al Abismo o a Baator para recolectar el máximo poder posible y después conquistar el Multiverso.

Ello ha conllevado un beneficio añadido para los vampiros, la creación de una poderosa hueste de diablos, demonios y yugoloths vampirizados que hacen que sus huestes crezcan en poder y número cada día. Ahora, los vampiros amenazan a ambos bandos, pero mañana se derramarán por los Planos y por los mundos del plano material primario, dominando toda la creación, y al mismo tiempo, a los creadores de la misma, los propios dioses.

Ya estoy viendo una aventura tipo Senda de Aventuras en la que los personajes avanzan desde el nivel 1 hasta superar los niveles épicos tratando de vencer a los Vampiros Demonio, enfrentándose primero a transformados lemures y nuperibos, así como a chasmes y malebranches, y otros demonios menores e intermedios, luego en los niveles 16 al 20 a Demonios del Abismo, Balors, Ultroloths,  y por último, en los niveles épicos, a semidioses vampíricos potenciados por ríos de sangre de demonios.

Balor_and_marilith phex ojhe roje r

Pero no sólo esas amenazas tendrán que enfrentar, los propios vampiros habrán desarrollado habilidades mortales gracias a la sangre de demonio. Vampiros menores alimentados por la sangre de demonios servidores de dioses malignos del frío poseerán poderes de congelación, poderosos dragones vampiros con poderes de diablos mayores (¿he oído dragones fúngicos con poderes amplificados por la sangre de demonios seguidores de Jubilex?), e incluso milenarios vampiros humanoides con poderes e inmunidad sobre el fuego, la plata e incluso los símbolos religiosos.

Quizás los personajes, paladines, clérigos y caballeros legales buenos deban hacer de tripas corazón y aliarse con demonios del caos, con los diablos a los que han combatido toda su vida, o con ambos. O tal vez, ahora que se está poniendo de moda hacer campañas orientadas al mal, los personajes tengan inclinaciones malignas y deban acudir en ayuda de sus aliados o señores del Abismo y los Nueve Infiernos de Baator.

Ello planteará numerosas y curiosas situaciones que difícilmente se podrían ver si no es por el desequilibrio que una amenaza así crearía en los planos del Mal. Pero cuidado, se aliado de estas malvadas criaturas no da total inmunidad ante sus pérfidas costumbres.

Tal vez el Master no quiera utilizar esta amenaza para abrir esta posibilidad de jugar en el Abismo o Baator sin que los demonios se echen encima de los personajes. Tal vez podamos buscar otras ideas para “obligar” a demonios y diablos a requerir la ayuda de los personajes.

Por ejemplo, los modrones o sus insectoides sustitutos podrían haber invadido sus planos con una fuerza imparable (al estilo de la saga cósmica de Marvel Annhilation). Puestos a tomar ideas de los cómics ¿y si una raza arcana de dopplegangers estuviese suplantando a los demonios para hacerse con el poder de su plano de tal forma que éstos sólo pudiesen confiar en gente de fuera para hacer frente a la amenaza?

O quizás una poderosa fuerza Benigna del Orden se haya apoderado de una inmensa red artefactos por todo el multiverso y ahora los esté usando para dominar el caos y el mal (enpezando por los diablos y demonios) y convertir el Multiverso entero en un sincronizado reloj sin más función que hacer tic tac al unísono. Esto chocaría con los planes no sólo de demonios y diablos, sino incluso de personajes caóticos o neutrales buenos.

Todo un mundo de posibilidades para crear una campaña especial que tus jugadores recordarán siempre.

1408789830533 kjhgbibiyiyibblhnuyg

Anuncios