Leo un artículo sobre cómo crear un mundo de rol de forma colaborativa y me da que pensar.

Debo ser un bicho raro, pero la creación de un mundo me parece una tarea lo suficientemente personal como para no tener que hacerla en grupo. A ver, no digo que sea una mala técnica, pero un grupo es demasiado caótico como para que lo que salga me guste.

Ya me cuesta diseñar un mundo completo siendo dos personas, imaginad con cuatro o cinco. Creo que acabaría clavándole un lápiz a alguien.

Debo ser raro.

El trabajo me gusta hacerlo a mí, me gusta mi forma de tener ideas, y de descartar las que creo que no valen. Me gusta escalar las cosas a mi ritmo, por ejemplo, si creo que no basta con un simple troll, y que necesito algo mayor, no necesito discutir con nadie si meterlo o no. Lo encajo y ya está.

Tampoco estoy diciendo que de un brainstorming colaborativo no salgan cosas buenas, es más seguro que salen cosas más chulas que de escribirlas de forma individual. Sólo digo que me gusta más escribir y trabajar sólo a la hora de crear.

Así que sí, os animo a colaborar para crear mundos de rol, pero también a que valoréis la posibilidad de organizaros de otra forma, e incluso de que desarrolléis vuestro propio mundo por vuestros propios medios.

1d9ea1f522d97khjgvtfv69205dce18d15ac3bf9.jpg

Anuncios