El Mundo del Río, lugar de magia sutil y belleza peligrosa. No existe lugar como él, literalmente. Sólo el Río Luna compone este peculiar mundo, el siempre serpenteante, calmado, húmedo y legendario Río Luna.

A su alrededor, bosques oscuros y manglares eternos, de los que nadie vuelve, y a los que ya nadie va. El Río es el Mundo, y el Mundo, es el Río.

Cualquiera que recabe allí, no puede sino sorprenderse de la sencilla, y a la vez la belleza sobre natural de su curso, con sus barcazas errantes, iluminadas por velas y lámparas diminutas, o sus poblados ribereños, que viven de la pesca, del comercio de los “errantes”, o de lo que trae el río.

Por que el Río lo es todo para sus habitantes, y, literalmente, no hay nada más allá de sus los bosques, pantanos, montañas y manglares que lo limitan. El Río es el mundo, y más allá, sólo está el Fin del Mundo.

Barbed  |  Contemporary Outdoor Furniture

Ése es el mágico mundo del Río Luna, un sitio apacible, donde el comercio florece, y donde los viajeros emprenden búsquedas río arriba en pos de una esposa, de un tesoro o de historias que contar a la luz de las luciérnagas a su retorno al hogar.

De cuando en cuando, un reyezuelo toma posesión de un tramo del río, o una banda de trolls surgida de los pantanos asalta una aldea, y eso altera un poco las cosas, las remueve, y hace que aquellos con espíritu aventurero se lancen a alguna loca aventura, pero usualmente el Río Luna es bastante amigable.

Sí, hay por supuesto peligros a lo largo del cauce del Río Luna, no sólo los trolls, y no sólo fuera de las ciudades…algunos pueblos han sido tomados por un señor vampiro, quien gobierna con mano sangrienta su tramo del río, e incluso los errantes tratan de evitar recabar en sus orillas.

640x386_8474_nvuyfy Grimme_Village_2d_fantasy_environment_concept_art_village_picture_image_digital_art

También se habla de zonas muy lejanas donde grandes poblados, llamados ciudades, prosperan alejándose del río todo lo que pueden, hasta que se acaba el mundo, y entonces intentan crecer a lo largo del curso del Río Luna anexionándose otros poblados. Pero yo creo que son un mito, ni he visto alguna vez una, ni conozco a nadie que afirme haberlas visto. Y eso que, como comerciante, he viajado más lejos que cualquiera de mis vecinos.

Se habla también de tramos del Río anegados de Mal, donde reinan las arañas, o donde los cultos de la muerte han construido templos de oscuridad de madera y roca traída de los riscos y los cañones de los enanos por donde pasa el río.

438187_(www.Gde-Fon.com) wejfuegrbouy

En ninguno de mis viajes he visto nada parecido tampoco.

Sí que he visto cosas extrañas, culturas lejanas que adoran a dragones de oro, unicornios de río y dicen que el Río y todas sus inmensas aguas provienen de algo que llaman Océano, al que adoran como un dios y como la fuente de todo el agua y los Rienes.

750706-bigthumbnail drgrtg

También he desafiado los poblados élficos, intentando con mis baratijas y mi labia abrir sus puertos, y conseguir la maravillosa artesanía que fabrican, no desisto de ello, ni mucho menos. Sus maravillosos edificios de delicada manufctura, los árboles iluminados por luciérnagas cautivas, las luces que se pueden entrever en sus caminos, mis ojos han contemplado su belleza, y no cejaré hasta ganarme su confianza y poder entrar allí.

kucyeg1306403053366 lkhngoiuth

Mientras tanto, seguiré navegando el cauce del Mundo, contemplando sus maravillosos poblados y charlando con sus gentes, truequeando con los errantes, huyendo de los trolls y las sanguijuelas, sumergiéndome en su tranquilidad en sus aguas eternas y serenas, y siendo parte del mundo a medida que el cauce nos lleva y nos trae, en el devenir de mi vida.

7253228454_c9054ca0da_z hbgofo

Anuncios