El horario de verano tiene muchas ventajas, y una de ellas es que puedes escribir un poco más.

Otra es que te puedes recrear en tus vivencias y compartirlas, sobre todo cuando están tan de moda como son los juegos de rol, los 80 y el D&D.

Y digo el D&D porque con la llegada de la Quinta Edición se ha roto lo que ya venía siendo una tradición de las tres (cuatro si contamos la 3.5) últimas ediciones, la publicación del juego en castellano.

descarga etgvr6u5754

Al parecer la gente de WotC ha decidido no complicarse mucho la vida en ningún sentido, y está tratando de darle un giro a las nefastas ideas que tuvieron con la Cuarta, y en cierta forma lo están consiguiendo con la publicación de campañas épicas en lugar de miles de manuales de reglas.

Con lo que no estoy tan de acuerdo es con lo de no sacar mundos. Vale que una nueva edición del setting de Reinos Olvidados sólo tiene sentido si es para hacerla recuperar su sabor clásico, pero no sé qué demonios les cuesta idear nuevos mundos donde los personajes puedan desarrollar sus aventuras con el sabor a nuevo que deberían darle. ¿No lo hicieron ya con Eberron?

Bueno, no es el tema de este post, quien quiera saber mi opinión que busque mi artículo “Cómo resucitar los mundos de D&D”…(venga, va, lo tenéis aquí), de lo que quiero hablar es de su política de no traducción a ningún idioma que no sea el de Shakespeare.

Unos dicen que han tomado la decisión para no hacerse perder ventas en inglés, con la esperanza de que si algún día quieren licenciar traducciones todavía puedan hacerlo, pero yo creo que es pura vaguería y no querer complicarse la vida. Para qué van a molestarse en controlar docenas o cientos de licenciatarios cuando éstos sólo representan un pequeño porcentaje de los beneficios.

Si el ahorro de problemas y de costes se invirtiese en crear mundos nuevos o en mejores productos, pero ya hemos visto que no…así que debo decir que me parece una política totalmente desacertada desde el punto de vista tanto de la empresa como de los fans. WotC puede estar más o menos satisfecha con las ventas de los productos que ha sacado, pero no sabe los beneficios que ha perdido fuera al tomar esta decisión. Y no me cabe duda de que los ha perdido…

  • Primero, porque ha perdido la oportunidad de vender productos a gente que, como yo, ya no está dispuesta a comprar otro maual de D&D en inglés.
  • Segundo porque otros juegos como Pathfinder o juegos locales le están comiendo el terreno al ganarse tiempo de juego en las mesas.
  • Y tercero, y quizás el más importante, es que muchos empezamos a percibir que D&D ya no es una marca global.

No es algo que me guste admitir, y menos tras lo que os he contado de lo importante que es el D&D para mí, pero empiezo a pensar, que tras el fiasco de la 4E y el autocapamiento de no traducir a otros idiomas de la 5E, que la gente de WotC o tiene la mentalidad global que un juego como éste requiere para seguir vivo.

Leí una vez que esta edición es sólo un intento de seguir manteniendo viva la franquicia para, algún día, poder vender series, pelis o lo que sea. Pero es que ni eso. Si dejan que la marca muera a nivel mundial, y por mucho que el Inglés sea un idioma universal eso es lo que significa no adaptarlo a mercados locales, entonces cuando llegue el momento de vender una peli, o una serie, partirán con una desventaja terrible.

D&D no será tan conocido como otras marcas con las que competir, y ya no estamos hablando aquí de competir con otros juegos de rol, no con Numenera, con Pathfinder, Mundo de Tinieblas, etc. No, en este terreno D&D compite con Juego de Tronos, los cómics, el cine, Star Wars, las series de Marvel, Stranger Things, y con miles y miles de productos más. Muchos de ellos recién llegados, pero otros con una fuerte implantación de marca (venga, qué querrían ver los jóvenes de hoy en día, una serie de D&D o una de Harry Potter?

D&D ha cedido muchas posiciones en la lucha por el trono del entretenimiento mundial, podría haber sido un gran aspirante de hacerlo bien, como ya lo hizo Marvel, pasando de la completa bancarrota a ser uno de los actores más potentes en el cine, la televisión, los juegos de ordenador y, por supuesto, los cómics, a nivel mundial.

Ya escribí también sobre las posibilidades de un universo cinematográfico de D&D, pero esto nunca será una realidad si este universo no pasa del primer proyecto, por su escaso éxito (ya les pasó con la peli de Dragones y Mazmorras), y eso es algo casi garantizado si no recuperar la marca D&D a nivel planetario, con ambición y trabajo duro. No tienen que sacar miles de libros de reglas, vale, pero tienen que ampliar el universo D&D con nuevos mundos e historias, y, desde luego, tienen que llegar al resto del mundo permitiendo que la obra sea traducida antes de que la ente se olvide de la importancia que el D&D ha tenido en la creación de lo que es hoy el sistema de ocio actual.

Porque si sólo se te puede leer en inglés, encima tu base de lectores fieles, aquellos que compraban en inglés, se ha visto limitada por el cansancio, y además tienes más competidores que nunca, y por añadido estos crecen cada día gracias incluso a las licencias abiertas que has aprobado para tus reglas, entonces, permíteme que te lo diga, estás diluyendo tu marca.

D&D va a terminar siendo un juego más de entre muchos. Sí, será el primero, y será recordado por ello, pero no será más jugado que otros (ya está pasando) y cuando quieras venderla, tu marca no valdrá nada, ni para pelis, ni series, porque habrá perdido su pegada. Claro que sacarás buenos royalties de ello, pero nada comparado con lo que podrías haber sacado de haber tratado con dignidad el juego que nos ha dado personajes tan épicos y glorioso como Drizzt, Elminster, Raistling, y tantos otros que alimentarían un universo cinemático tan grande, al menos, como el de Marvel.

Así que si quieren, si WotC quiere, volver a ser un actor relevante en esto del ocio y el entretenimiento mundial, crear pelis y series, y juegos de ordenador clase épica, por utilizar su terminología, lo primero que tiene que hacer es tomarse en serio el puñetero mejor juego de la Historia y empezar a tratar como adultos a sus lectores, y no sólo como una fuente para sacarse cuatro perras y mantener viva la licencia.

  • Lo primero, saca nuevos mundos que amplíen las posibilidades del juego. Mundos buenos, hechos con cariño. Y recupera el sabor de los viejos.
  • Traduce a otros idiomas, si no, el 90% de la población mundial pasará de ti. Sí, señores de WotC, aunque no lo creáis, sólo el 10% de la población mundial tiene el inglés como primera o segunda lengua. Vale que los roleros hablamos mucho inglés, aprendimos precisamente por no tener traducciones, pero vosotros no queréis venderles sólo a los roleros ¿verdad? no queréis dirigiros a un mercado tan reducido.
  • Corta las licencias abiertas…fue un error. Si quieres que todo el mundo compre tus manuales es una buena idea, si quieres vender una marca, es una idea pésima, la diluye, evapora su valor.
  • Crea mucho material gratuito de calidad (y fácil de conseguir) para el juego. Las palabras claves aquí son de Calidad y Gratis. Así más y más gente asociará D&D con un producto de ocio bueno y allanarás el camino a nivel mundial para tu proyecto.
  • Y por último, enfoca…crea un proyecto único, excepcional, alucinante, genial. Me da igual que sea una peli, como Iron Man, una trilogía, como El Señor de los Anillos, o una serie, como Juego de Tronos…lo que hagas ha de ser épico.

Y quizás así aquellos que amamos el D&D, aquellos que hemos visto nuestras vidas tocadas por las maravillas de este juego, podamos seguir disfrutándolo muchas décadas más, al tiempo que millones de personas lo descubren como lo hicimos nosotros en su día, con ilusión, sorpresa y ese encogimiento de estómago que te dice que estás ante algo grande, ante algo que se te había pasado, del tamaño de un elefante, y que te va a cambiar la vida para siempre.

dmg-5e-cover erfferq

Anuncios