Como compañero de vello facial no podía dejar de seguir esta nueva colección de uno de los personajes más molones y desaprovechados de Marvel.

El Doctor Extraño

Aprovechando lo cerca que está el estreno de la película sobre él, Marvel actualiza el personaje y lo hace a lo grande, dándole a Stephen Extraño ese halo que siempre debió tener como maestro de las fuerzas místicas.

Él es el guardián de la magia de este mundo, es la magia de este mundo, y nadie debería dudarlo.

Los primeros números nos sirven de introducción de la temática de la serie, con una avalancha de fenómenos mágicos desbordando la Tierra, y el Doctor Extraño salvando a la damisela en apuros sin dejar que decaiga el sentido del humor.

En seguida nos damos cuenta de la categoría de un personaje que cada mañana se levanta salvando el mundo y por la noche se acuesta restaurando el equilibrio del Universo.

Los otros personajes cumplen su papel de acompañar a Stephen en su extraño viaje: su sirviente Wong, su nueva Bibliotecaria y su Mansión, que no es sino otro personaje más de toda la trama.

La saga que da comienzo a la serie, Los últimos días de la Magia, en sí misma pinta bien, una amenaza alienígena ataca la misma esencia de la Magia y el Doctor Extraño (y los muchos héroes mágicos invitados a la saga) tendrá muy difícil sobrevivir y salvar a la misma Magia de esta nueva amenaza como nunca antes ha afrontado.

Quizás algún fallito en la narración enturbie el resultado, nada grave, sólo un poco de prisa en contar la historia…y se echa también en falta algo de claridad en el dibujo en alguna escena (pero que vamos a decir de Bachalo).

En resumen, una suerte de epopeya mágica con el eje central de un personaje que pronto va a estar muy de moda.

Anuncios