Matrioska: Virtual Reality es un mundo que se ha quedado fuera de mi iniciativa “Los 40 Mundos”, y quería saber si os interesaría que lo desarrollase fuera de la iniciativa.

Matrioska: Virtual Reality es un mudo inspirado en la película Origen, pero ambientado en la realidad virtual.

La Humanidad se ha desarrollado exponencialmente una vez que ha alcanzado la Singularidad, en el plazo de pocos siglos ha creado un universo de bolsillo utilizando varios agujeros negros colosales para plegar el tiempo y el espacio y crear un cerebro matrioska de computronio con miles de millones de niveles de inteligencia artificial en la que habitan las mente humanas.

Pero esta maravilla de la ingeniería no es nada comparado con el Universo Sublimado, el verdadero summun de la creatividad humana.

El Hombre, tras transcender sus cuerpos biológicos estudió con su nueva inteligencia el Universo.

Tras mucho tiempo de estudio en tiempo relativo llegaron a la conclusión de que estamos solos en el universo, o al menos, tan alejados de otras especies inteligentes que es imposible llegar a ellas en el transcurso de la vida del universo.

Decepcionados, los hombres sufrieron una crisis de fe. Afrontaban la soledad existencial, sabiendo que su destino era perecer en la soledad del universo, a medida que la energía oscura desgarraba el tejido del universo.

Su única salida fue la realidad virtual. Utilizando las fuerzas gravitatorias de los agujeros negros como modelo, crearon modelos algorítmicos de mundos de realidad virtual donde todo era posible y donde podrían vivir las aventuras sin fin que el universo real les negaba.

Con estos modelos algorítmicos singularistas crearon capas de realidad virtual donde el ya de por sí rápido pensamiento artificial, las mentes humanas, vivían en realidades virtuales donde el tiempo transcurría más despacio.

Así, un minuto en el cerebro matrioska era una hora en la primera capa de realidad virtual, y un minuto en esta primera capa era una hora en la segunda, y así sucesivamente.

La forma de acceder a esas capas inferiores dependía del mundo virtual en el que te encontrases. En mundos tecnológicos una red de comunicaciones podía ser la puerta de entrada, en otros, el consumo de drogas, en otros, la magia y en el resto, los sueños o la muerte.

Como además los mundos virtuales eran generados en su mayoría de forma procedual, nadie sabía el mundo en el que aparecería la primera vez que traspasaba un “portal” aunque no tardaron en generarse mapas virtuales, o mapas de sueños, por los que se pagaban verdaderas fortunas en energía y tiempo.

Los mundos así explorados podían ser universos donde millones de especies formaban civilizaciones galácticas y enfrentaban la amenaza de universos rotos, remedos de tiempos pasados en la propia Tierra, o reinos de magia donde los archimagos cabalgaban dragones…todo era posible.

En poco tiempo, se generaron infinidad de mundos escalonados que eran la puerta de acceso a más universos de forma que podía ser infinita.

Se creó así la mayor variedad de mundos, seres, civilizaciones, monstruos, aventuras y mitos jamás soñada en ningún momento de la Historia Humana.

Como además, las potentes mentes de la Humanidad Transcendida podía llevar varios “personajes” a la vez, ya fuesen espías, exploradores, superhéroes, inteligencias artificiales en una guerra contra dioses oscuros del cosmos, o lo que sea, la variedad era infinita.

Y ése es el universo de “Matrioska: Virtual Reality”. Un mundo en el que, no sin una dificultad de coordinación, un master puede hacer jugar a sus jugadores a múltiples juegos y en múltiples mundos y darles a todos ellos un propósito.

Espero que os guste, si es así, lo añado a la lista de cosas pendientes de desarrollar.

Anuncios