Ya he escrito sobre ello, pero quiero incidir en las posibilidades que tiene Romperrocas como base de operaciones de los personajes jugadores.

Si los jugadores lo creen adecuado, quizás podrían convencer a quienes dirigen el Romperrocas para hacerse con su propio vagón privado y utilizarlo como base de operaciones en movimiento para sus aventuras.

Pensad en lo interesante que sería, en las nuevas posibilidades de juego. Una base que cada vez se encuentra en un lugar diferente, multiplicando las posibilidades de aventuras, un lugar en el que el resto de pasajero son extraños e interesantes, y una base de operaciones sujeta a estrictos horarios que, de demorarse en una aventura, podría escaparse de las manos de los personajes durante años, el tiempo que el Romperrocas tardaría en volver por la zona.

No sólo eso,sino que la propia naturaleza del tren lo convierte en una fortaleza casi inexpugnable para la mayoría de los enemigos que los personajes puedan hacer, aunque también les obligar
ioa a pensar en sus aventuras y sus proyectos a largo plazo. ¿Cuándo volverán a esa ciudad? ¿Qué habrá pasado con los aliados que hicieron hace diez años o con esos enemigos que derrotaron y que ahora seguro que buscan venganza? ¿Podrán sobrevivir a una venganza planeada durante diez años por sus rivales?

Pensadlo.

Anuncios