Hoy os presento “Archimago” uno de los mundos aspirantes a entrar en la Iniciativa de “Los 40 Mundos” y que se quedó fuera de la selección de 40 mundos a desarrollar…por ahora.

Archimago

Un Archimago nunca está solo. Un Archimago siempre está solo

Muchas son las teorías sobre el porqué y el cómo de la Ilustración, pero son sólo eso teorías. Sabemos mucho más sobre el cuándo y sobre el qué.

Ocurrió hace cinco años, lo llamamos La Ilustración, me refiero a los tocados por ella, los Ilustrados, el resto de la gente lo llamó el Día de la Magia, y a nosotros, Archimagos.

Un día, el al completo se cubrió de negras nubes, todas las ciudades, todos los países, todas las selvas, bosques, montañas, mares y desiertos, amanecieron cubiertos por una negra capa de nubes que precipitaron una espectacular lluvia sobre todos nosotros. Durante cinco días pareció que el diluvio de la mitología cristiana se estaba repitiendo, y el mundo sintió cómo el corazón se encogía.

Con el sexto día llegó la calma, y el Sol logró traspasar con sus rayos las negras nubes. El séptimo día todo pareció volver a la normalidad. Creemos que la clave está en el sexto día.

Tras cinco días de lluvia imparable, en la que no pudimos hacer otra cosa sino guarecernos, quedarnos aislados, paralizar vuelos, trenes y carreteras, los primeros rayos del sol cayeron sobre el mundo. Cada uno, de forma precisa, ya fuese aleatoria o intencionada, sobre una única figura en el mundo. Un elegido o afortunado tocado por los rayos del sol, aunque no estamos seguros, creemos que ése es el origen de nuestros poderes.

Porque el séptimo día, cuando el clima volvió a la normalidad, el Mundo cambió. Nosotros cambiamos.

La Magia vino al mundo, o despertó, o nació. En forma de bestias y dragones, de bosques mágicos, de casas malditas, en forma de archimagos. Sutil en algunas regiones, unas cuantas casas encantadas, cavernas pobladas por gnomos y esas cosas, desenfrenadamente prolífica en otras, con montañas flotantes, ciudades submarinas creadas de atolones coralinos donde las criaturas de las profundidades se tornaron inteligentes, portales que comunican cada parte del mundo en una red secreta que sólo unos pocos pueden atravesar.

El mundo se volvió sutilmente mágico aquí, el mundo se volvió groseramente mágico allí.

Y de todos los hombres los Archimagos somos los únicos que podemos manejar la magia, para proteger la Humanidad, o para nuestros propios propósitos.

Somos la última línea de defensa de la Tierra, o el último clavo en su ataúd.

Qué son los archimagos

Los Ilustrados, hombres y mujeres capaces de manejar, controlar o servir a la Magia. La gente les conoce como archimagos, y eso es lo que son. Poderosas criaturas de magia, que son ya más que personas, más que individuos, son auténticas personificaciones del Poder y la Magia, y cada uno de ellos posee sus propios objetivos.

Algunos, han creado invernaderos donde crían extrañas plantas nunca vistas en la faz de la tierra. Otros, erigen sus castillos de hielo en soledad. Otros, crean programas de ordenador inteligentes que les sirven, recopilando toda la información del mundo, y otros, crean una corporación viviente para moldear el mundo de las finanzas a su antojo.

Sus motivos sólo les pertenecen a ellos, en muchos casos son incomprensibles para los no Ilustrados, pero sus acciones cambian la faz de mundo por encima de presidentes, directores generales, príncipes, inventores y generales.

Ah, me olvidaba, nunca debes dirigirte a un archimago en primera persona, siempre debes usar el plural. Refiérete a un archimago como “ellos”, y si hablas con él, como “vosotros”.

Porque los archimagos no son personas, no son individuos, ya os lo dijimos. Son una pluralidad.

Cómo jugar a Archimago

En la mayoría de juegos de rol, los jugadores interpretan a un personaje cada uno o incluso a multitud de ellos. en Archimago los jugadores interpretan a un personaje. Todos los jugadores interpretan a un sólo personaje, a un Archimago.

Cada Archimago es una composición de fuerzas mágicas, fuerzas que los personajes representan. Entre todos deben no sólo decidir cuales serán los objetivos del Archimago, sino también sus acciones.

En una aventura, el Archimago buscará un objeto de poder, tratará de cazar un dragón o de descubrir un secreto, y los jugadores, cada uno interpretando un conjunto de habilidades, o un amuleto de poder, deben trabajar juntos para que el archimago consiga su objetivo.

Un jugador puede representar sus poderes mágicos, otro, sus habilidades físicas como persona, el otro sus capacidades mentales, un par de ellos sus amuletos de poder, su grimorio, y el otro, por ejemplo, su casa, su empresa, su biblioteca o su ordenador, cada uno con su propia personalidad, cada uno con sus poderes que puede manejar independientemente del resto, pero que funcionan mejor en conjunción con los demás, y, por supuesto, con su propio objetivo secreto hacia el que guiar al Archimago.

Archimago es un juego de influencia, cada jugador influye en EL personaje, en el Ilustrado, y éste, a su vez, en el mundo.

147060-jpg-r_640_360-fjhbijyguy_jpg-q_x-xxyxx

 

Anuncios