Un panopticón, (o mejor dicho, El Panopticón, pues sólo se ha descubierto uno en todo el Multiverso, aunque los teóricos de magizooología opinan que debería existir uno en cada bosque de cada mundo), es el corazón de un Bosque Antiguo.

Esta criatura, que representa un avatar del mismo bosque según algunos, o un ser simbiótico que se alimenta del bosque huésped, y le protege, según otros, se presenta con la forma de un humanoide gigante mezcla de árboles, lianas, musgo y madera podrida…su aspecto le ha valido también el sobre nombre de Golem de Bosque.

El panopticón está conectado, bien mediante feromonas o bien mediante las lianas y las raíces que lo componen, con todo el Bosque que es su hogar, y de esta forma sabe todo lo que en sus límites acontece. Eso le confiere una enorme ventaja sobre sus rivales, y sobre las potenciales amenazas que entren en ellos.

Eso hace que sea casi imposible sorprenderlos, pues los hechizos mágicos no están adaptados para nublar los mil y un sentidos del bosque, así como engañarles, o mentir sobre los actos realizados. Ante una criatura que lo ve todo con mil ojos, que lo siente todo, con mil sentidos y lo analiza todo con un millar de mentes grupales, no cabe el engaño ni la mentira.

El panopticón sólo es agresivo cuando se le amenaza, a él o a su bosque, y esa dorado como un semidios por los treants y criaturas mágicas de la foresta, cosa que agradece protegiéndoles de los extranjeros. El cómo lo hace no es un misterio. Posee la habilidad de un guerrero de nivel 25, una excelentísima categoría de armadura, y una vitalidad que envidiaría hasta una tarasca. Así mismo, posee poderes sensoriales casi omniscientes, una amplia variedad de venenos y somníferos que inocula a través de espinas y de sus garras, y poderes mágicos semejantes a os de un druida de nivel 20.

Una criatura para nada despreciable que además estaba acompañada por un séquito de criaturas féericas, seres del bosque, osobúhos, arañas gigantes, treants e incluso un dragón verde que le adoraba como un perro a su amo.

El panopticón puede ser utilizado o bien como un adversario directo de los personajes de alto nivel, como el centro de una aventura o como un rival en la sombra que se opondrá a los planes que los personajes o el patrón de los mismos tiene para el bosque. O quizás como un aliado de ellos si su objetivo es defender un bosque milenario del espolio de unas ruinas élficas que un terrateniente quiere realizar.

Así mismo, también puede haber versiones menores de los panopticones, en bosques normales, serían como la semilla de un panopticón, con muchos menos poderes y habilidades, pero igualmente entregados a defender su hogar y a sus habitantes.

Las historias hablan de un guerra milenaria que se libró entre estas criaturas y gigantes de la oscuridad que querían sumir al mundo en la noche, en los tiempos inmemoriales. Quizás ahora los panopticones no se muestran simplemente porque sus enemigos fueron derrotados. La pregunta es si, ahora que se han visto señales del retorno de los Gigantes de la Oscuridad y sus esbirros, los panopticones volverán asomarse a nuestro mundo.

Anuncios