Dejamos a los personajes en el puesto de guardia de la entrada.

El pasillo de la muerte nivel 255 amplio

Encima de la puerta semi derribada de roca observan un escudo heráldico tallado en piedra.

Si traspasan los escombros de la puerta que se acumulan bajo el dintel, verán un largo pasillo oscuro. La luz de sus antorchas o dispositivos debería descubrirles que el pasillo no tiene suelo, sino que un profundo pozo lo recorre en toda su longitud.

Una caída de 4 metros conduce a un suelo plagado de cuchillas ya oxidadas de metal de un metro de alto.

El pasillo en si es una trampa activada por el escudo heráldico. Si los personajes son observadores, podrán ver que la imagen de su centro es un rectángulo de proporciones similares a las del pasillo que tienen en frente, dividido en 30 cuadrados, organizados en tres filas de diez cuadrados.

Cada uno de ellos puede presionarse de tal forma que al hacerlo se oye un click.

Cada cuadrado activa un mecanismo. Si los personajes tienen suerte, activará un mecanismo que colocará una baldosa de piedra en la misma posición que el cuadro que han presionado. Con suficientes baldosas los personajes pueden pasar por el pasillo.

Si no, un crujido anunciará el desplazamiento de un panel de roca en uno de los laterales de las paredes. Cada uno de los paneles, posee inscripciones mágicas de ligadura. al ser activados, la magia desaparece, y los restos de un muerto, animados por un fantasma atado a ellos, flotan por el pasadizo atacando a los personajes.

Qué cuadros activan las baldosas y cuales liberan a los fantasmas es algo que puede decidirse al azar, con un acertijo, con pistas, o simplemente siguiendo un patrón (números primos, por ejemplos) o decidiéndolos de antemano.

Si los personajes intentan hacer trampa, flotando, o pasando por la zona con cuerdas u otro medio, esta acción activará todas las trampas al mismo tiempo.

El pasillo de la muerte nivel 255 detalle.jpg

Anuncios