Repetid conmigo, no hay nada malo en ganar dinero con el rol.

Respeto mucho a los creadores (y yo mismo tengo una filosofía similar) de rol que no quieren ganar dinero con su creación.

De hecho, creo firmemente que son los responsables de esta edad de oro que han alimentado con nuevos títulos autoeditados u ofrecidos a editoriales profesionales. Todos conocemos también los casos de roleros que partiendo de la afición de base ha terminado creando su propia editorial.

Pero el hecho de respetar a quienes dedican sus escasas horas y/o recursos a ofrecernos creaciones sin ningún ánimo de lucro detrás, no significa que debamos demonizar a los autores y editoriales que desean sacar un rédito de su actividad.

De hecho, si lo miramos con la fría lógica capitalista podríamos decir que al conseguir beneficios que reinvierten en nuevos juegos y líneas ha en también un gran favor al rol.

Sé que no es un pensamiento muy popular, pero es así.

Un escritor/editor/creador imagina un juego, lo escribe, lo deja más o menos aparentes y se asta sus ahorros (o hace un crowdfunding) para sacarlo.

Después algún módulo, un blog, algunas partidas de demostración, y ya está.

Pero una editorial funciona de forma más eficiente. Como las empresas. Establece procedimientos, procesos, estandariza, crea canales, relaciones de confianza, rutinas…y con ello logra aumentar su producción. Le sale más barato hacer tiradas más grandes y sacar nuevos productos.

Bien, aquí no entra el bien del rol por ningún sitio. Eso va en función de los dueños/fundadores de la editorial. Hay editores que aman el rol, juegan, van personalmente a todas las jornadas para hacer afición, y habrá otros que sólo quieren vendernos sus libros. Ninguno de ellos es malo.

Pero el rol sí se beneficia de la labor de ambos.

Y repito, es bueno para el rol que un editor decida ganar dinero con esto. Porque si gana dinero, podrá sacar más juegos, dedicar más tiempo y hasta contratar gente. Aumentar la producción, traducir más, llegar a más jornadas…y eso es muy difícil.

Así que venga, si eres un creador de juegos y quieres vivir la vida del aventurero editorial, llena de encanto y leyenda, adelante, tienes toda mi admiración y respeto. Pero si crees que puedes hacerlo de forma más profesional, tampoco dejes que nadie te diga que eso es malo. Gana todo lo que puedas y has las cosas lo mejor que seas capaz.

Y si alguien cree que eso no es bueno, le digo lo que digo siempre. Adelante, hazlo tú si lo puedes hacer mejor.

Anuncios